martes, enero 24, 2006

Ani-humalizándose

Una de las cosas, si se quiere penosas, de estar de paso por Lima es el poder enterarme con más detalles del lupanar miserable y triste. Tan triste que tratemos de sonreir ante tanta miseria... Para ello compartamos la visión del gran Nicolás Yerovi, sobre el ideólogo de la chompita, la imaginación al poder...

2 comentarios:

Sir Faxx von Raven dijo...

que la imaginacion tenga poder
no es ningún problema
pero hay imaginaciones
e imaginarios
y es preferible quedarse con las
que no sirven para nada
que con las que creen poderlo todo.

Reaño dijo...

Amén Sir Faxx...