jueves, enero 05, 2006

La izquierda del fascismo


Siempre me ha resultado conmovedora esta imagen: el puño ya no ase un fusil sino una rosa... la revolución a través de las margaritas... al menos, ¿estará el tallo de aquella rosa lleno de espinas en el puño que lo cierra? Y si es así, ¿cuál es el motivo de este cilicio?

Una de las cosas que resuena en los antiguos acordes de izquierda, y que merecería la pena ser recordado, es el internacionalismo al que hacía alusión la guardia vieja. El proletariado del mundo habría de unirse superando las fronteras. En fin.

Por eso, cuando veo a 3 politicastros como Chávez, Morales y el quizá futuro presidente del Perú, Humala, considerándose de "izquierda" pero enarbolando nacionalismos transnochados, racismos encubiertos, populismos idiotizantes... respiro y me digo que esa no es la izquierda, que esa no es la que rezuma del Manifiesto:

A los comunistas se nos reprocha también que queramos abolir la patria, la nacionalidad.

Los trabajadores no tienen patria. Mal se les puede quitar lo que no tienen. No obstante, siendo la mira inmediata del proletariado la conquista del Poder político, su exaltación a clase nacional, a nación, es evidente que también en él reside un sentido nacional, aunque ese sentido no coincida ni mucho menos con el de la burguesía.

Ya el propio desarrollo de la burguesía, el librecambio, el mercado mundial, la uniformidad reinante en la producción industrial, con las condiciones de vida que engendra, se encargan de borrar más y más las diferencias y antagonismos nacionales.

El triunfo del proletariado acabará de hacerlos desaparecer. La acción conjunta de los proletarios, a lo menos en las naciones civilizadas, es una de las condiciones primordiales de su emancipación. En la medida y a la par que vaya desapareciendo la explotación de unos individuos por otros, desaparecerá también la explotación de unas naciones por otras.

Con el antagonismo de las clases en el seno de cada nación, se borrará la hostilidad de las naciones entre sí.
(Marx & Engels: 1848)

Compárese esta reflexión con las de un Chávez que apenas farfulla como una "gran" invectiva contra Bush el decirle: "Mister Danger". O que ideológicamente tiene la gran idea de cambiar una parte del escudo nacional venezolano, y aquí viene su profundidad: desplazar un caballito que mira a la derecha para hacerlo que mire a la izquierda. Gran aporte, sin duda, a la historia de los hechos e ideas.
Y Morales, que aún cree que España debe pagar algo a Bolivia por la conquista. Como si la historia de los pueblos no se hubiera hecho también de grandes contactos a veces cruentos. Que el señor Morales diga cuál será la medida para que un pueblo conquistado o agraviado extienda la factura al otrora agresor. De esta manera acaso podamos enterarnos de la gran cantidad que España pueda pedirle a los pueblos moros del norte de África por los 800 años de invasión y, que a lo mejor, sirvan para pagrale a Bolivia. Claro, que otro tanto reclamará seguro por la invasión a la península que hizo Roma... maniqueísmo puro.
Y Humala, sabio entre los sabios ya que junto con su hermano proclamaron (aunque ahora se le olvide) que la lucha de clases está desfasada y que es la lucha de "razas" la que cuenta (sobre todo la "cobriza", cómo él mismo señalase).

Y, sobre todo, que dentro de un collage abusivo metan a Bolívar... sería bueno que leyesen esta carta que el Bolívar que partía al exilio, enviado por caudillos y politicastros de la ralea la terna que acabo de señalar:



Por último, compárese cualquier declaración de los indigentes mentales del izquierdismo-nacionalista con las de un verdadero socialista como Salvador Allende:

Madrugada del 5 de septiembre de 1970
"Sin precedentes en el mundo, Chile acaba de dar una prueba extraordinaria de desarrollo político, haciendo posible que un movimiento anticapitalista asuma el poder por el libre ejercicio de los derechos ciudadanos. Lo asume para orientar al país hacia una nueva sociedad, más humana, en que las metas últimas son la racionalización de la actividad económica, la progresiva socialización de los medios productivos y la superación de la división de clases.

Chile reúne las condiciones fundamentales que, utilizadas con prudencia y flexibilidad, permitirán edificar la sociedad nueva, basada en la nueva economía. La Unidad Popular hace suyo este lema no como una consigna ["el camino al socialismo en democracia, pluralismo y libertad"], sino como su vía natural. Chile, en su singularidad, cuenta con las instituciones sociales y políticas necesarias para materializar la transición del atraso y de la dependencia, al desarrollo y a la autonomía, por la vía socialista".

"Digan que aquí la Historia experimenta un nuevo giro. Que aquí un pueblo entero alcanzó a tomar en sus manos la dirección de su destino para caminar por la vía democrática hacia el Socialismo. (...) Este Chile en primavera y en fiesta, siente, como una de sus aspiraciones más hondas, el deseo de que cada hombre del mundo sienta en nosotros a su hermano".

4 comentarios:

ocraM dijo...

hola reaño.

gran post. lo recomendaré en mi blog. y sobre el símbolo de la internacional, cheka a su nuevo usufructuario, JDC:

http://www.pddperu.net/

Sir Faxx von Raven dijo...

eso pasa cuando se meten con el tio simon de reaño, dime quien ha sido hermanito!

pilar dijo...

mucha politioca y me da miedo el maldito humala . que vamos a hacer??? a mi las embajadas me odian!

Carlos dijo...

Resulta gratificante leer un punto de vista radical, de izquierda en estos tiempos. Como señalas Ernesto, no basta un discurso altisonante para ser izquierdista. Eso solo queda para el circo o la anécdota. Todo nacionalismo, por mas fraseologia revolucionaria que lleve es en última instancia una reacción conservadora. Los comunistas aspiramos a una sociedad cualitativamente superior, que acabando con el capitalismo, borre de paso esas líneas imaginarias que llamamos fronteras.
¿Porque razón un trabajador peruano debe de sentirse más cerca de su patrón peruano; que de otro trabajador chileno? NO. Los trabajadores no tienen patria. Los trabajadores luchamos por una revolución radical y socialista que construya la comunidad humana que soñó Marx, Lenin y Mariategui.
La izquierda en el Perú, patética hasta no más, enfrenta nuevamente un proceso electoral desunida, desorganizada, peleada entre sí, autoengañada (basta ver a los candidatos al congreso discutir como gastarán sus nuevos sueldos!), mientras que cada dia, en los campos de Ica, de Trujillo, de toda la costa peruano cientos de miles de jóvenes trabajan en los espárragos más de doce horas por menos de 3 dólares toda la jornada. Y a nadie le importa.