lunes, febrero 13, 2006

Je suis un absintheur


En el principio era el ajenjo.
La única posibilidad que tenía de saber sobre él era a través de mis queridos poetas simbolistas y de Baudelaire. Algunas voces "autorizadas" decían que era ya inexistente y que probablemente su consumo había ocasionado esos tijeretazos de locura a todos ellos.

Debía probarlo.

Eran los años de 1996 – 1998, años de estudios generales universitarios. Luego los simbolistas declinarían en mis preferencias (viviendo en estado latente siempre, empero) y aparecería Valéry y Celan... y Baudelaire siempre ocuparía un lugar especial. Por esos años, la internet no causaba tanta atención en mí ni sabía cómo pedir cosas a través de ella. Menos tenía una tarjeta de crédito y considerando lo que bebía por aquellas fechas... pues ni imaginar costeándome una botella de ajenjo (ya un ron Bacardí era un lujo nacido del cooperativismo de los exangües bolsillos de varios camaradas).


Cuando llegué a Francia, en un foro de discusión sobre vinos y licores, vi el mensaje de alguien que pedía la receta para hacer absinthe artesanal. Tenía ya el nombre original del recordado y adormecido ajenjo: Absinthe (Absenta en España). Fue así como me volví un absinteur.


El absinthe es un licor alcohólico fuerte hecho a partir de una mezcla de alcohol y de hierbas destiladas o de extractos de hierbas, en primer lugar la gran absenta (Artemisia absinthium) y anís verde, pero con mayor frecuencia también tres yerbas aromáticas más: la absenta romana o pequeña absenta, el fenil dulce (llamado también fenil de Florencia), y el hisopo. Según reza el museo virtual del absinthe.

La Artemisia Absinthium (En honor de Artemisa, hija de Zeus y diosa de la luna) era usada por los antiguos (se afirma que incluso Hipócrates) para sanar males estomacales, fiebres, malaria, anemia, reumatismo, disentería, dolores menstruales. También se decía que era un antiséptico eficaz. En inglés, esta planta recibe el nombre de Wormwood.

Una vez destilada la bebida, uno de los componentes químicos esenciales es el thuyone, tuyón, cuya estructura química es similar a la del cannabis (aunque, como se ha demostrado recientemente, su efecto sobre el cerebro es distinto). La particularidad de este componente (que en dosis elevadas es tóxico) es la de otorgar a la bebida una embiaguez lúcida no exenta de efectos psicoactivos: los sueños de ver a la famosa hada verde.




Y es que la hora verde era la hora de tratar de atisbarla : entre las 5 y 7 de la tarde en todos los cafés y bares de los grandes boulevares de Paris, la gente se daba cita a su encuentro.

Prohibida en Francia y Suiza (por un complot entre el gobierno y los productores de vino quienes veían mermadas sus ganancias) usando como pretexto la fabicación de una gran cantidad de absinthe adulterado (como el pisco hecho de metanol), fue legalizada ha pocos años, nuevamente, en Francia. Allí hay una boutique destinada exclusivamente al absinthe, a la que acudía, como quien acude en busca de pan (nótese la bolsita verde).


Mis marcas preferidas son el Libertine 72º y, desde hace poco La Cour 89,9%… de esto hablará mi hermano Joaquín, espero.

He visto sólo un par de veces al Hada Verde, debe ser porque la más de las veces que bebo absinthe Larissa me acompaña: entonces la musa se torna verde (Charly dixit).

Resumiré las dos veces que vi al hada: la primera, quiso cobrarme por el show y la segunda se sentó a conversarme de cómo unos, a su influjo, mordían orejas (Baudelaire, Rimbaud, Wilde, etc.) y cómo otros, menos afortunados, se las cortaban…

Y una vez vi a mi ángel de la guarda, pero eso, ya es otra historia… y otro precio.

7 comentarios:

ElectroGothik dijo...

Gracias por la info sintetizada. Gracias por el Absinthe tb! jijiji

El gordo dijo...

el mejor de los encuentro, fue aquella ves que los dioses no escucharon al son de "cantervil concha de tu madre", aquellas pelas acompañados por luky, y muchas de las tertulias etilicas con el faxx, compartiendo los cigarros rojos encendidos con cajita de fosforos, y un placer que tengas mis discos de charly, al pensar que mi mente quemada penso que los habia perdido, siendo siempre placenteros aquellos locasos momentos de intelectualidad
y de todavia tener el grafiti que dice "reaño estubo aqui" en mi pizarra blanca..... brindo desde lejos y quizas perdido en mis shit triste por perder a hermanas en la rua de la vida, dibujo una sonrrisa al saber que apesar de todo y lo quemao que puedo ser he ganado un hermano mas........
salud reaño ......logicamente con absinthe

Robertito Zucco dijo...

Como ves, he aceptado tu amable invitación y he venido a visitarte. Me ha encantado saberte peruano -país por el que siento un cariño especial-, (Vallejo, Vallejo, Vallejo!!!), y en donde tengo una amiga blogera muy especial (VIR, mi adorada VIR). He leído con suma atención tu post sobre la absenta, y he recordado una de las borracheras más terribles de mi vida, precisamente en Barcelona y a partir de una botella de absenta y una noche de melancolía. Te leeré con mucho gusto.
Roberto Zucco.

Sir Faxx von Raven dijo...

queda en mí entonces la tarea, de arrancarle las alas al hada verde; pues no es sino quien rompe la botella, quien al final más borracho queda.

salud, absintheur! brindad con la mirada fija y seguid flotando en sus vapores. a tí os debo este feliz conocimiento, que espero borrar con más ajenjo!

pilar dijo...

y que lo tome con calma que la cosa es asi...sr. reaño esa cancion es casi casi parte de mi biografia...y que bueno lo de los discos son realmentes lindos no? a ver pronto pensare en algo q este a la altura para recomendarle. y que este ud. bien

[ M.i.s.s U.n.p.e.r.f.e.c.t ] dijo...

greetings from California

El Piscuis dijo...

bien bien, ernesto, no pude evitar venir a echar una ojeada, jajj. Que cosas que uno aprende por estos pagos no? mmm, me vienen ganas de probar. Sabras si se consigue en argentina? si me lees, me contestas a mi mail?

Saludos