lunes, febrero 06, 2006

Una religión de caricatura 2: Il dissoluto punito ossica il Don Giovanni

Casi al final del segundo acto, el Comendador (bueno, la estatua de éste) viene a atender la invitación a cenar que don Giovanni le hubiese formulado. Los alimentos terrestres ya no forman parte de su celestial esencia: le invita a cenar con él... la estatua pide que se arrepienta por sus múltiples pecados. Él la desdeña. El fuego aparece, la tierra cruje y al abrirse un coro subterráneo anuncia el castigo de don Giovanni, quien es tragado hacia los infiernos.




Todos los poderes de la razón deben enfrentarse a los falsos profetas del choque de civilizaciones (Steinmeier, ministro de Exteriores alemán, ayer).

Todo este asunto de las viñetas de Mahoma me ha hecho pensar (como a otros) en la película La vida de Brian : ¿qué hubiera pasado si en vez de doce viñetas Mahoma hubiese recibido un tratamiento en celuloide?




Se equivocaba Omar Kahayyam -poeta persa del s. XI- cuando afirmaba:

65
Si la secta de abstemios del amor y del vino
sola es llamada al goce del Edén del Profeta,
¡Ay! temo que el Paraíso, con su encanto divino,
Vaya a quedar desierto, sin fieles ni destino!

66
¡Amagos del infierno! ¡Promesas del Paraíso!
sólo es cierta una cosa -que nuestra vida vuela!
Sólo es cierta una cosa, -lo demás falso viso-:
«La flor que un día abriera, por siempre se deshizo»

(El poeta Omar Khayyam y su prima Ana: el día en que no llegó a la Kaaba en su peregrinación a la Meca)


Sifuentes tiene razón, cada vez que puede Occidente le rompe el quiosco a los musulmanes y encima les endilga a Michael Jackson (sofisticada arma bactereológica que, incluso, puede cantar, prolongando así tu agonía)...

Y pensar que toda esta historia surgió como un juego de niños (porque de eso se trata, en el fondo)... en... en septiembre. Por esas fechas, un grupo de dibujantes daneses no habían podido participar en la ilustración de un libro para niños sobre Mahoma (por ello de que el islam prohibe toda representación de éste). Es así como Flemming Rose, encagado de la sección cultural del Jyllands-Posten, les propuso una serie de caricaturas sobre el Profeta. El resultado ya es de todos conocido. El consulado danés en Beirut, o mejor dicho, las 4 vigas que de él quedan, pueden dar fe, así como el barrio cristiano de esta ciudad y un sacerdote católico baleado en Turquía... ¡Ah! y la siguiente llamada que hoy se consigna El País: El Ejército Islámico de Irak pidió ayer en Ramadi "matar y descuartizar" a ciudadanos de los países donde se han publicado los dibujos.

En verdad, a estos sujetos les falta un poco de vino en sus vidas... quizás no sólo a ellos, quizá, más bien, a muchos predicadores.

50
Siéntate y bebe: gozarás de una felicidad que no conoció Mahoma.
Escucha las melodías de los amantes: son los verdaderos salmos de
David. No te hundas en el pasado ni atisbes el porvenir. Que tu
pensamiento no vuele más allá de la hora presente: he aquí el
secreto de la verdadera paz.

62
¿Qué es preferible: sentarse en una taberna, y hacer después un
examen de conciencia, o prosternarse en una mezquita, con el alma
seca. No me interesa saber si existe un Todopoderoso o no, ni lo que
pueda hacer conmigo, llegado el caso.

63
Nos diste ojos, Señor, y permites que la belleza de tus criaturas nos
deslumbre; podemos ser dichosos y pretendes que renunciemos a los
goces de este mundo. ¡Mas esto es tan insensato como querer
invertir una copa sin derramar el vino que contiene!


Omar Khayyam (s. XI)

2 comentarios:

ElectroGothik dijo...

Ernesto, te ves muy distinto en las fotos de Lima a como te ves en las fotos de Francia y España.

tali dijo...

sr reaño, (no le conozco pero sus fotos me hacen querer hablarle de uste, de sr, con respeto) la kitty me tiene abandonadita, no me cura la tos, creo que tendré que publicar en los clasificados del comercio así como hacen con san judas tadeo. o mejor, quizás, recurrir a métodos más mundanos/práctico y menos espirituales. ya había abandonado las prácticas religiosas hace tiempo pero a veces recaigo. a veces nomás y con santitas alternativas.