viernes, febrero 24, 2006

Viernes musicales: Amsterdam, have you ever seen the rain?



Amsterdam, canción emblemática del concierto de 1964 en el Olympia de París. Canción que sería, acaso, blasón de Jacques Brel. Canción de guerra: de marineros, peleas, putas, licor, épica. Una razón personal que llevaría a Brel, a establecerse, cual Gaugin, en las Islas Marquesas e incluso a ser enterrado al lado de aquél.

Evidentemente, un Amsterdam que desapareció bajo los humos del Cannabis y la banalización de su barrio rojo (que eso de poner a las mujeres en escaparates...). El Amsterdam, de humo de pipa, de tabaco rancio, del Puerto de Amsterdam que albergaba marinos taimados o piratas cojos, de esos marineros que " danzaban como soles escupidos"sólo queda aquella canción.

Hoy nieva y llueve, alternadamente. La sierra del Guadarrama muestra su mechón de cana y caspa y quizá espere la tarde -que ya llega- para darme una vuelta por San Lorenzo de El Escorial. La lluvia y la nieve deslizándose sobre las calles de piedra me harán silbar esa canción de aquel grupo que reinventaba el rock & roll mientras moría...



Voy a conocer esta tarde ya lejana, esta tarde llena de distancia sobre la que pondré mis pies y mi abrigo. Mientras camino y cuento en cada gota calada, en mis orejas, un recuerdo. Y entonces podré oírte lluvia y quizás escucharte... y quererte.
"Y en nosotros nuestro muertos, pa' que nadie quede atrás" (un abrazo, Zucco)



Amsterdam, San Lorenzo de El Escorial, have you ever seen the rain?

3 comentarios:

Sir Faxx von Raven dijo...

me quedo con (en) amsterdam, para morir lleno de licor y de dramas con la luz de la mañana, para frotar mi panza y girar y bailar al compás desgarrado de un acordeón.

y así, beberé y volveré a beber y volveré a beber aún más, a la salud de las damas para que cuando esté bien borracho, poder mear tanto como mis lágrimas. plantaré mi cara al cielo y me limpiaré los mocos con sus estrellas, luego me abrocharé la bragueta y me despediré con un eructo.

me marcharé cojeando, es por esta pata de palo que duele cuando marcho y este parche en el ojo que no me deja ver con claridad... de todas formas la melancolía diluída en mi sangre tiene el mismo efecto.

[ M.i.s.s U.n.p.e.r.f.e.c.t ] dijo...

wow nice blog...

Greetings from california!

Noctiluca dijo...

Me encanta tu sitio, lleno de melancolía y poesía. Hermosa canción y adorable Jacques Brel !!

Me gusta la estética de las luces y las sombras, país donde nos movemos irremediablemente.