jueves, marzo 30, 2006

Un día me fui del pago


Querida prima:
¿Te extraña que piense en ti al borde del sepulcro?
Ha llegado la última hora; tengo al frente el mar Caribe, azul y plata, agitado como mi alma por grandes tempestades; a mi espalda se alza el macizo gigantesco de la sierra con sus viejos picos coronados de nieve impoluta como nuestros ensueños de 1805.
Por sobre mí, el cielo más bello de América, la más hermosa sinfonía de colores, el más grandioso derroche de luz.
Y tú estás conmigo, porque todos me abandonan; tú estás conmigo en los postreros latidos de la vida, en las últimas fulguraciones de la conciencia.
¡Adiós Fanny! Esta carta, llena de signos vacilantes, la escribe la mano que estrechó las tuyas en las horas del amor, de la esperanza, de la fe.
Esta es la letra que iluminó el relámpago de los cañones de Boyacá y Carabobo; esta es la letra escrita del decreto de Trujillo y del mensaje del Congreso de Angostura.
¿No la reconoces, verdad? Yo tampoco la reconocería si la muerte no me señalara con su dedo despiadado la realidad de este supremo instante.
Si yo hubiera muerto en un campo de batalla frente al enemigo, te dejaría mi gloria, la gloria que entreví a tu lado en los campos de un sol de primavera.
Muero miserable, proscripto, detestado por los mismos que gozaron mis favores, víctima de un inmenso dolor; presa de infinitas amarguras. Te dejo el recuerdo de mis tristezas y lágrimas que no llegarán a verter mis ojos.
¿No es digna de tu grandeza tal ofrenda?
Estuvistes en mi alma en el peligro, conmigo presidiste los consejos del gobierno, tuyos son mis triunfos y tuyos mis reveses, tuyos son también mi último pensamiento y mi pena final.
En las noches galantes del Magdalena ví desfilar mil veces la góndola de Byron por las calles de Venecia, en ella iban grandes bellezas y grandes hermosuras, pero no ibas tú; porque tu flotabas en mi alma mostrada por las níveas castidades.
A la hora de los grandes desengaños, a la hora de las últimas congojas apareces ante mis ojos de moribundo con los hechizos de la juventud y de la fortuna; me miras y en tus pupilas arde el fuego de los volcanes; me hablas y en tu voz escucho las dianas de Junín.
Adiós, Fanny, todo ha terminado. Juventud, ilusiones, risas y alegrías se hunden en la nada, sólo quedas tú como ilusión serafina señoreando el infinito, dominando la eternidad.
Me tocó la misión del relámpago: rasgar un instante las tinieblas, fulgurar apenas sobre el abismo y tornar a perderse en el vacío.

Santa Marta, 6 de diciembre de 1830.

Esta carta de Bolívar, su estilo, unido a los cascabeles de la muerte anunciante, pero, aún así, sacando la fuerza poética que acaso se exalte ante la cercanía del final.
Ante la certeza del fin.



Hoy estuve pensando en mi ciudad natal, en Lima.
La patria de la infancia. La ciudad a la que pueden perdonársele muchas cosas: su caos, su cielo siempre gris, su humedad que ronda siempre el 100%.
Jamás le disculpé a París su humedad (aunque moriría enterrado allí, pleno de dicha).

Recuerdo que Brel siempre despotricaba de su Bélgica natal, pero escribió esa canción tan hermosa que es Le Plat Pays.

Es hoy, en el ocaso de agobiantes días cuando avec le temps, recuerdo aquella carta de Bolívar y la necesidad de tañir como un rayo junto con las vivencias que estallan allá, allá lejos, donde habita el olvido.



Lima, mi patria, mi país llano, donde esa humedad y esas ganas de vivir, vuelven, pese a su cielo gris, siempre, en un lugar donde el tiempo no puede tocar nada.
Siempre.
Siempre.



Le plat pays (el país llano)

Avec la mer du Nord pour dernier terrain vague (Con el mar del norte como último y vago territorio)
Et des vagues de dunes pour arrêter les vagues (y las ondas de dunas para detener las olas)
Et de vagues rochers que les marées dépassent (y olas rocosas que las mareas superan)
Et qui ont à jamais le cœur à marée basse (y que jamás tienen el corazón en marea baja)
Avec infiniment de brumes à venir (con infinitas brumas por venir)
Avec le vent de l'est écoutez-le tenir (con el viento del este, escúchalo tener)
Le plat pays qui est le mien (el país llano que es el mío)

Avec des cathédrales pour uniques montagnes (Con catedrales por únicas montañas)
Et de noirs clochers comme mâts de cocagne (y negros campanarios como cucañas)
Où des diables en pierre décrochent les nuages (donde los diablos de piedra descuelgan las nubes)
Avec le fil des jours pour unique voyage (con el hilo de los días por único viaje)
Et des chemins de pluie pour unique bonsoir (y los caminos de lluvia por único "buenas tardes")
Avec le vent d'ouest écoutez-le vouloir (con el viento del oeste, escúchalo desear)
Le plat pays qui est le mien (el país llano que es el mío)

Avec un ciel si bas qu'un canal s'est perdu (con un cielo tan bajo que un canal se ha perdido)
Avec un ciel si bas qu'il fait l'humilité (con un cielo tan bajo que se hace el humilde)
Avec un ciel si gris qu'un canal s'est pendu (con un cielo tan gris que un canal se ha colgado)
Avec un ciel si gris qu'il faut lui pardonner (con un cielo tan gris que es necesario perdonarle)
Avec le vent du nord qui vient s'écarteler (con el viento del norte que viene a descuartizarse)
Avec le vent du nord écoutez-le craquer (con el viento del norte escúchalo crujir)
Le plat pays qui est le mien (el país llano que es el mío)

Avec de l'Italie qui descendrait l'Escaut (con Italia que descendería el Escalda)
Avec Frida la Blonde quand elle devient Margot (con Frida la rubia cuando se convierte en Margot)
Quand les fils de novembre nous reviennent en mai (cuando los hijos de noviembre retornan en mayo)
Quand la plaine est fumante et tremble sous juillet (cuando la llanura está humeante y tiembla sobre julio)
Quand le vent est au rire quand le vent est au blé (cuando el viento está en en el reir, cuando el viento está en el trigo)
Quand le vent est au sud écoutez-le chanter (cuando el viento está al sur escúchalo cantar)
Le plat pays qui est le mien. (el país llano que es el mío)

22 comentarios:

amelche dijo...

Una carta de amor preciosa,la de Bolívar.

ElectroGothik dijo...

sonriendo, Ernesto, sonriendo!

X. dijo...

sólo los que tienen patria y lugar de referencia pueden permitirse el gusto de ponerlo a parir. Al resto sólo les queda la queja más o menos vacía...

X. dijo...

y es una carta la mar de byroniana. El poeta también estuvo cerca de una Fanny. Fanny Godwin, hermanastra de Claire Clairmont, su amante, y de Mary Shelley, la esposa de Percy B. Shelley.

xnem dijo...

Bueno Che Guevara, ya veo que estas en forma. Esto de los autorretratos está muy bien,-este te ha quedado muy PoP-. Luego me lo leo con tranquilidad que ahora voy al quiropráctico que me ponga en pié.

La puta que no te parió dijo...

Todo cuanto se encuentre bajo el cielo es mi único concepto de patria, y no por ser una patria grande sea menos que aquellas que se defienden en las guerras.
Si mi patria fuera cierta no se derramaría tanta sangre.
De todas formas me has recordado que otros supiros limeños han pasado por mi casa y estoy siendo muy ingrata en no ir a visitarlos.
Mi amiga, y compatriota tuya, te estará agradecida por estos días, le enviaré tus saludo aunque no los hayas dado.

Nando dijo...

Hola! Necesito hablar contigo... pero no encuentro tu direccion de mail en el perfil... ¿me puedes escribir a nan_garrido@hotmail.com? Gracias!

Marga dijo...

"Donde al fin quede libre sin saberlo yo mismo"(cito de memoria, quizás se me vaya alguna palabra, algo común en mí)"donde habite el olvido". Si te disuelves en niebla... no dará igual dónde andes? (palabras, sólo palabras... jeje)

Saludos. (Te sigo debiéndo un CD)

Rain dijo...

Mi querido amigo, desconocía hasta hoy esa carta de Bolívar.

Esa pasión irredenta.

Y sobre nuestra Lima, algún día nos reuniremos cerca de su mar, o sea de su loca alma.


Abracito.

Reaño dijo...

Hola amigos... felizmente ando lejos de ser un nacionalista... pero ¿qué se hace?, Lima es la patria de mi infancia y de mis primeros destellos.
A porpósito de esas cosas Eielson escribió:

Todo es París para mí

Y Roma es también Nueva York
O Lima. En todas partes respiro
Me pongo un pantalón y sonrío
En todas partes me levanto
Y me acuesto mirando las estrellas
Aunque no haya ninguna de ellas
Mi nombre es Jorge y soy el mismo
Mozalbete que leía Rimbaud
Y Mallarmé llorando como un niño
Todos mis sueños y mis heces
Son las mismas en París Roma
Nueva York o Lima

MaleNa dijo...

"Señoreando el infinito, dominando la eternidad" intensa expresiòn de amor, conmueve...los amores totales hacen de mi corazòn papel de arroz.

Es fuerte densa opaca la distancia.

je suis triste sans fin

amelche dijo...

NANDO: ¿Necesitas hablar con todo el mundo? Si es así, haz un blog y di lo que tengas que decir. He visto tu e-mail en otro blog y pensé que conocías al dueño del blog, pero ahora que veo el mismo mensaje aquí, empiezo a dudarlo. Y, encima, no hay blog, sólo perfil de usuario, lo cual, la verdad, me resulta muy extraño.

Reaño dijo...

Sí X, son los serendipitys... es una de las cartas más bellas que he leído.
Por cierto, ¿no se pueden dejar comentarios en cuaderno rojo?
Un abrazo y no te olvide de venir mañan al bar.

xnem dijo...

Reaño y todos en general; ese es el patrón que quiero para mi sección "Ciudades" que cada uno escriba algo especial, suyo, sobre su ciudad,no muy extenso, como la ve, como la siente y que envie fotos originbales o postales que muestren de lo que habla y las colgaremos en mi blog. Animo!

patrullaxnem@hotmail.com

Sir Faxx von Raven dijo...

ya estoy enfriando el masco reaño, la banda de música aguarda para acompañar nuestras perregrinaciones alcohólicas.

lima es una loba mugrienta que siempre recibe a sus hijos con los senos flácidos pero muy, muy cálidos. te haré un espacio.

X. dijo...

No me olvido. Lo de los comentarios es una historia muy larga... En cualquier caso, está el mail. Un abrazo muy fuerte. Es un placer leerte, Reaño. Y aprender tanto de ti.

xnem dijo...

Me rindo había escrito un texto muy largo y se ha volatilizado al instante.
No more!
Mañana mas. Y mejor.
Dejamos de momento las ballenas y vamos a... otras cosas.
Bona nit company!

Ciudad de cristal dijo...

Reaño
No sé porqué tu texto me hizo recordar a Betances un médico decimonónico nacido en Puerto Rico pero educado en Francia quien vivió un amor patológico por una sobrina de quince años, muerta de tuberculosis y a quien él transformó en momia para luego colocarla en un nicho con tapa en cristal donde podía ver y conversar con su pequeña adorada. Creo que no ha sido sólo el texto, tal vez tu foto, tienes la barba de aquel médico. Me ha encantado este espacio que visitaré con regusto. Te invito a Ciudad si estás de ánimo.
Abrazos,

xnem dijo...

Buenos dias Reaño!. ¿No tendrás tu una urna por ahí con alguien dentro? Es broma- me doy una vuelta por esa Ciudad de Cristal, que estoy preparando lo de las CIUDADES.

mahaya dijo...

Creo que aunque digamos eso de Ciudano del mundo existe un lugar, la ciudad de nuestra infancia, las calles donde nos criamos que siempre seran nuestros.

xnem dijo...

Mahaya en que ciudad estas tu? Quiero hacer un monográfico sobre las ciuades de los blogueros, si te decides a hacer un pequeño texto de tu ciudad y un par de fotos originales con las que te identifiques, venga! Valen postales comerciales que te gusten.
patrullaxnem@hotmail.com

césar castillo dijo...

Her-mo-sí-si-mo. Realmente. Mmm, nada diré, sólo que excelemetemente escogido el texto. Hilvanaba un ensayo en el que, en Europa, en su tiempo, se cruzan las miradas Novalis y San Martín. Tuvieron los mismos maestros, fueron educados en la misma oleada revolucionaria que comenzó en el siglo 18. Además, fueron masones. Aún sigue siendo un misterio la conmversación entre San Martín y Bolívar. Ahora son tres personajes. ¿Cómo resuelvo el ensayo? Es mi problema.