viernes, marzo 17, 2006

Viernes musicales: Baudelaire aconsejaba ver la vida a través del culo de una botella













Creemos un bar, inventémoslo. Primero el letrero, vamos bien. Quizá sea lo primero en lo que uno se fija, el cartel, afiche, pinta (o estampa que le dicen), del lugar que acojerá nuestros deméritos próximos, nuestra alegría fija al "estaño". La mirada cuasi cómplice del cantinero (salvo si es parisino) y esa sensación de estar reunidos entre una hermandad que hace tintinear, entre ronda y ronda, el nombre de su dios.
De pequeño quería ser torero, recuerdo... luego cantinero. Después ya no se me ocurrió ya nada original.

El nacimiento de esta cantina podría ir acompasado por Heartattack and Vine de Tom Waits, pero ese sí que es un cuento distinto (lo juro). Le spropongo acompasar este nacimiento bajo el influjo de la República de Weimar, sobre todo sus últimos años: el Cabaret Berlinés de Spoliansky, Hollaender, Goldschmidt... y, claro, Weill y Eissler. Así que, para presidir el cortejo sea Marie Sanders, de este último (con texto de Brecht), en la voz de Ute Lemper:






Elegir el sino de aquel exangüe intento de democracia germana sugiere llamar a nuestro foro al ritmo posterior a la Gran Guerra, donde había que bailar y beber (salvo a quienes las muletas les causasen cierta incomodidad, claro) porque la belle-époque había muerto: y el duelo habría de durar una década, casi.
Una de la pocas cosas que aún le creo a Lacan es cuando decía que, a veces, él pensaba con los pies.
Bailemos.



Entonces, niños y niñas (que en este bar no se admite ningún mayor de edad, así que saquen al niño ebrio de emociones que llevan dentro), queda inaugurado bajo el sino de las barras eternas de los madriles, de los estaños bonaerenses, de los cabarets de Berlín, del can-can y de los taberneros de Dublín el:

Bar McRaVeN

Lugar del Yo-Yo libertario, donde se reivindica el viejo derecho dadísta de orinar en colores. Donde San Patricio deja de mascar tréboles para beberse una Guinness (más bien, le agrega trébol a su mojito). Donde Cristo viene para olvidarse de los cielos y recordar las bodas de Caná. Donde Gardel hace relucir la gola y Poe entra apoyándose en Baudelaire mientras grita "Nevermore". Y Khayyam funge de catador.
Donde Brel nos pide que levantemos nuestros vasos, en un momento de cerveza belga, para cantarnos:


Y casi al amanecer nuestro buen padrino Hooker nos pide derribar las mesas y haciendo destellar su guitarra: ¡Salud!
¡Hic!

12 comentarios:

samcorco dijo...

Dejame una mesa del reservado que allí estaré una de estas noches a tomar unas Guinness a tu salud.
Qué bien montado tienes tu blog. ¿Como puedo insertar canciones o videos; como lo haces? Click; un trago de espuma escuchando a Brel.

Zuriñe Vázquez dijo...

Yo me apunto como cliente a esa cantina, de seguro que me encantará. Ojala fuera cierto y existiera un lugar de encuentro parecido. Gracias por tu comentario, ojearé ese post que dices. Saludos

Pam dijo...

Ti blog es muy rico. Enhorabuena.
Te invito a darte un paseo por el mío.
Saludos desde España.
PAM

Robotrix dijo...

Qué maravilla de local... la voz de Waits de fondo podría acompañar a las almas que orinaran en tecnicolor y que bebieran la ambrosía del dadaísmo.

Brillante.

¡Zas! Te atrapé en mi lista de links ;)

samcorco dijo...

Pelea y empujones por quedarme con un trozo de tu blog."Tranquilo muchachos que hay para todos", yo también te agregué a los favoritos. Vuelve a ser un placer, inclinación de espaldas y saludos por las palmas del primer comments. Por la ayuda de las canciones y los videos: oreja y rabo(lo intentaré probar a ver si funciona, si no, seguiré molestando), Gracias Reaño; lo siento pero cada vez que veo tu nombre me viene aquel pueblo del embalse de ¿Riaño? (estaba por Soria o La Rioja), cosas de edad perdida, sin molestar.

Sir Faxx von Raven dijo...

oh veo que la apertura del bar ha sido todo un éxito, os felicito cantinero.

habeis cumplido hermano uno de mis viejos sueños: el bar subterráneo con la hermoza cantante; un acogedor útero para concebir el delirio.

¡llenad todas las copas, dejad que ute cante, brindemos y bebamos todos que empiezo a disparar al aire!

!y que salgan ya las coristas belgas, o empiezo una pelea!

charruita dijo...

wow...da gusto pasar por este bar.
Gracias por pasar por la casa!
Creo que por las tardes, después del trabajo pasaré por su negocio a tomar algún drink y charlar con el barman.
Felicitaciones!

xnem dijo...

Ernesto. LO TENEMOS!
1,18 h. 18.3.2006
Muchas gracias colega.

Pasen por xnem por favor.

Rain dijo...

Hola! qué buenos fines de semana Ernesto. Yo pido mi pisco sour helado, ya que me he quedado en casa bailando 'the beat room'.

Abracito.

Noctiluca dijo...

Noche. Chopin. Te leo. Huelgan los elogios, habiendo tantos. Aqui la las notas me dibujan extrañas lineas y caracoles en el pecho. Estoy en mi casa-bar, tengo toda la musica que quiera escuchar y tengo fernet sin coca cola o vino tinto. A punto de desmayarme de sensaciones como una heroína romántica y antes de que suceda, iluminada bajo la tenue pantalla de un velador, exhalo una voz que se me escapa del alma y brindo contigo y con todos ustedes, en este bar virtual tan extraño, esta ausencia con palabras que celebro y deploro. Ya me pierdo en brazos de Frederic... ebria de otoño junto a mi ventana.

Noctiluca dijo...

Podemos bailar el tema de Hooker, antes de estar ebrios, y el de Brel, ya un poco mareados y rodando en un vals, si es que hay algun amigo cerca para sostenernos.

Dadaísmo, surrealismo...hermanos son. Dejo aquí unas palabras de André Breton (1929): "Todo induce a creer que existe certo pnto del espíritu en el que la vida y la muerte, lo real y lo maginario, lo alto y lo bajo, dejan de ser percibidos contradictoriamente. De manera que es inútil buscar en la actividad surrealista otro móvl que la esperanza en determinar ese punto".

¡SALUD!

ElectroGothik dijo...

invitame a tu bar y te doy un chupete.

Evita