lunes, marzo 06, 2006

¡Viva la República, vivan los trabajadores, vivan los hombres libres!


En unas semanas serán las elecciones en el país donde nací: la patria de mi infancia, de aquellos parques que ya no existen, de largas horas de promesas y esperanzas, y de la traición de todas ellas.

Aquellos parques no existen más en mi ciudad. O, si existen, son irreconocibles a esos ojos infantiles que buscaban el silencio del verde y la alegría de la tierra. Aquella ciudad y aquel país cada vez más hostiles no sólo se mofan de mí sino que escupe sobre mis recuerdos... ¡ah!, como si pudiesen alcanzarlos...

Pero cuando la realidad jaquea realidades y no recuerdos hablamos ya de otra cosa.
En aquel país existen 3 sujetos que encabezan las encuestas de opinión: una mujer que encarna uno de los lados más execrables de la derecha insolidaria; el tipo que desbarrancó hace 20 años al país y le hizo tener el dudoso mérito de obtener la segunda mayor hiperinflación de la historia (sólo nos ganó Alemania después de la segunda guerra); el tercero es un militar que fue alfabetizado para desgracia de todos nosotros y que lidera un nacionalismo de pacotilla semejante al de Chávez.

Las opciones que quedan por las cuales votar dan risa o pena.


Soy marxista. Y me reconozco también en las grandes ideas libertarias de la Revolución Francesa. Creo sinceramente que nuestro país necesita un cambio radical (democrático, ver mi post sobre Allende, infra), que nos convierta en una República de ciudadanos plenos y de igualdades de justicia y de acceso al bienestar.


Pensemos: quiero creer que la mayoría de gente joven piensa. Y deseo que todo aquél que no fomente el raciocinio y esterilice el pensamiento en los otros debe ser denunciado en la inmoralidad de su accionar.
Frente a un mundo centrado en el interés, frente a la indiferencia, en esta hora donde el dinero -más que nunca- pudre y cosifica nuestras relaciones con los otros, con el mundo, detengámonos a reflexionar. Para quienes voten no sólo en el Perú, sino en este año electoral en América latina, les pido que mediten las siguientes palabras de Marx:

"Como tal potencia inversora, el dinero actúa también contra el individuo y contra los vínculos sociales, etc., que se dicen esenciales. Transforma la fidelidad en infidelidad, el amor en odio, el odio en amor, la virtud en vicio, el vicio en virtud, el siervo en señor, el señor en siervo, la estupidez en entendimiento, el entendimiento en estupidez.

Como el dinero, en cuanto concepto existente y activo del valor, confunde y cambia todas las cosas, es la confusión y el trueque universal de todo, es decir, el mundo invertido, la confusión y el trueque de todas las cualidades naturales y humanas.

Aunque sea. cobarde, es valiente quien puede comprar la valentía. Como el dinero no se cambia por una cualidad determinada, ni por una cosa o una fuerza esencial humana determinadas, sino por la totalidad del mundo objetivo natural y humano, desde el punto de vista de su poseedor puede cambiar cualquier propiedad por cualquier otra propiedad y cualquier otro objeto, incluso los contradictorios. Es la fraternización de las imposibilidades; obliga a besarse a aquello que se contradice.

Si suponemos al hombre como hombre y a su relación con el mundo como una relación humana, sólo se puede cambiar amor por amor, confianza por confianza, etc. Si se quiere gozar del arte hasta ser un hombre artísticamente educado; si se quiere ejercer influjo sobre otro hombre, hay que ser un hombre que actúe sobre los otros de modo realmente estimulante e incitante. Cada una de las relaciones con el hombre —y con la naturaleza— ha de ser una exteriorización determinada de la vida individual real que se corresponda con el objeto de la voluntad. Si amas sin despertar amor, esto es, si tu amor, en cuanto amor, no produce amor recíproco, si mediante una exteriorización vital como hombre amante no te conviertes en hombre amado, tu amor es impotente, una desgracia." ||XLIII| Karl Marx. Manuscritos económicos y filosóficos de 1884


Y, claro, ante la imposibilidad, siempre queda el anarquismo, el socialismo libertario... ("¡rompan!" diría mi hermano Joaquín) pero esa, es ya otra historia... y otra canción:





Les Anarchistes (Léo Ferré)

Y'en a pas un sur cent et pourtant ils existent (No hay mas que uno en cien y sin embargo existen)
La plupart Espagnols allez savoir pourquoi (la mayoría españoles, vaya a saber por qué)
Faut croire qu'en Espagne on ne les comprend pas (uno creería que en España no los comprenden)
Les anarchistes (los anarquistas)

Ils ont tout ramassé (Recibieron de todo)
Des beignes et des pavés (bofetadas y adoquines)
Ils ont gueulé si fort (gritaron tan fuerte)
Qu'ils peuv'nt gueuler encore (que pueden gritar aún)
Ils ont le cœur devant (tienen el corazon delante)
Et leurs rêves au mitan (y sus sueños en medio)
Et puis l'âme toute rongée (y luego el alma corroída)
Par des foutues idées (por dementes ideas)

Y'en a pas un sur cent et pourtant ils existent (No hay mas que uno en cien y sin embargo existen)
La plupart fils de rien ou bien fils de si peu (la mayoría hijos de nada o hijos de muy poco)
Qu'on ne les voit jamais que lorsqu'on a peur d'eux (que no se los ve jamas sino cuando se les teme)
Les anarchistes (los anarquistas)

Ils sont morts cent dix fois (Han muerto ciento diez veces)
Pour que dalle et pour quoi ? (¿por cuál losa y por qué?)
Avec l'amour au poing (con el amor en el puño)
Sur la table ou sur rien (sobre la mesa o sobre nada)
Avec l'air entêté (con el aspecto terco)
Qui fait le sang versé (que da la sangre derramada)
Ils ont frappé si fort (golpearon tan fuerte)
Qu'ils peuvent frapper encor (que pueden golpear aún)

Y'en a pas un sur cent et pourtant ils existent (no hay más que uno sbore cien y sin embargo existen)
Et s'il faut commencer par les coups d'pied au cul (y si es necesario empezar por patadas en el culo)
Faudrait pas oublier qu'ça descend dans la rue (no habría que olvidar que eso ocurre en las calles)
Les anarchistes (los anarquistas)

Ils ont un drapeau noir (tienen una bandera negra)
En berne sur l'Espoir (que se burla de la esperanza)
Et la mélancolie (y la melancolía)
Pour traîner dans la vie (para avanzar en la vida)
Des couteaux pour trancher (cuchillos para cortar)
Le pain de l'Amitié (el pan de la amistad)
Et des armes rouillées (y las armas enmohecidas)
Pour ne pas oublier (para no olvidar)

Qu'y'en a pas un sur cent et pourtant ils existent (que sólo hay uno en cien y sin embargo existen)
Et qu'ils se tiennent bien le bras dessus bras dessous (y que se mantienen firmes, codo a codo)
Joyeux, et c'est pour ça qu'ils sont toujours debout (dichosos y por ello siempre en pie)
Les anarchistes (los anarquistas)

7 comentarios:

luissifuentes dijo...

Tú crítica(tú mirada) a la distancia mete miedo....por otra parte la política va justamente en contra de eso "no fomenta el raciocinio,y esteriliza el pansamiento"......saludos....y viva la Anarquía

El Profesor Jirafales dijo...

anarquia? my ass !!!
escribes una cosa y actuas como otro decidete, rompe esa careta SE TU MISMO

el burgués liberal dijo...

lo que pasa señor intelectual, es que uno puede expresar la "anarquía" de muchas maneras....yo me bebo la vida a mi manera....solo quise solidarizarme con tu escrito porque me llegó al alma.....ahhh entonces deberia decir vivan lo burgueses liberales...ese soy yo

Reaño dijo...

Luis: ¿miedo a qué?
Sres. Jirafales y liberal: ¿con quién se están peleando: entre ustedes, con Luis o conmigo? Establezcan el referente, por favor.
Gracias por la visita

Rain dijo...

Hola Ernesto.Sí, sobre Anarquismo, hay interminables fuentes..

Se suele verle por los desconocedores que son muchos, como algo desafasado, cuando es todo lo contrario...

Salutes.

Sir Faxx von Raven dijo...

oh el anarquismo... en efecto, un tema muy amplio tan distorsionado por la ignorancia. pero tampoco creo que haga falta ser un intelectual y leerse todos los libros para serlo... y sin embargo (los anarquistas) existen.

vamos hermano marchando al son de una gran borrachera (las molotov no funcionan muy bien con la botella llena). yo cargaré tu fusil y te daré el mío si es que hace falta. vamos marchando llevando frasadas y leña a tu casa. llevemos leche y miel a nuestra fiesta, que somos uno en cien y en nuestro pequeño ejército todo y nada nos hace falta.

luissifuentes dijo...

mete miedo, porque veo un pais desconocido ,un país de locura, de insanía ,(que camina hacia el despeñadero)con el agregado de que los que están allá,no se dán o no quieren darse cuenta de lo que está pasando.....curioso en la epoca dónde hay mas información (al alcance de todos) es cuando mas impera la ignorancia,y los que abrieron los ojos no son suficientes , no tienen peso,no inciden para nada ....así estamos ,así lo veo yo....saludos