sábado, abril 01, 2006

Aquellos soldaditos de plomo


Agradezco a todos los compañeros de batalla que hicieron gala de su destreza a la hora de tomar sus posiciones alcohólicas. Ha sido una gran batalla y no es sino el anuncio de las que han de venir: ¡salud por los valientes!
Luego de una noche de soñar y pensar sin cesar, de descubrimientos que sólo el espíritu sabe dibujar. De sueños y destellos que moran su último destierro.
Me he levantado, como tantos otros de estos días, "breliano": "breliano y pensando en la infancia, en el sueño infinito de su eterno retorno.
En los trazos que me han traído hasta aquí.

Y Brel lo dice maravillosamente



Mon enfance (J. Brel)


Mon enfance passa (Mi infancia pasó)
De grisailles en silences (en monotonías silentes)
De fausses révérences (en falsas reverencias)
En manque de batailles (a falta de batallas)
L'hiver j'étais au ventre (el invierno lo pasaba en el vientre)
De la grande maison (de la gran casa)
Qui avait jeté l'ancre (que había echado el ancla)
Au nord parmi les joncs (al norte, entre los juncos)
L'été à moitié nu (el verano medio desnudo)
Mais tout à fait modeste (pero de hecho sencillo)
Je devenais indien (me convertía en indio)
Pourtant déjà certain (y sin embargo ya seguro)
Que mes oncles repus (que mis ya hartos tíos)
M'avaient volé le Far West (me habían robado el "Far West")

Mon enfance passa (mi infancia pasó)
Les femmes aux cuisines (con las mujeres en la cocina)
Où je rêvais de Chine (donde yo soñaba con China)
Vieillissaient en repas (envejeciendo entre comidas)
Les hommes au fromage (los hombre con su queso)
S'enveloppaient de tabac (se envolvían de tabaco)
Flamands taiseux et sages (flamencos callados y sabios)
Et ne me savaient pas (y que no me conocían)
Moi qui toutes les nuits (a mí que todas las noches)
Agenouillé pour rien (arrodillado para nada)
Arpégeais mon chagrin (arpegiaba mi tristeza)
Au pied du trop grand lit (al pie de la inmensa y gran cama)
Je voulais prendre un train (yo quería tomar un tren)
Que je n'ai jamais pris (que jamás he tomado)

Mon enfance passa (mi infancia pasó)
De servante en servante (de sirvienta en sirvienta)
Je m'étonnais déjà (me sorprendía ya)
Qu'elles ne fussent point plantes (que ellas no fuesen en absoluto plantas)
Je m'étonnais encore (me sorprendía incluso)
De ces ronds de famille (de esos círculos de familia)
Flânant de mort en mort (vagando de muerte en muerte)
Et que le deuil habille (y que el duelo viste)
Je m'étonnais surtout (me sorprendía sobre todo)
D'être de ce troupeau (de pertenecer a aquella manada)
Qui m'apprenait à pleurer (que me enseñaba a llorar)
Que je connaissais trop (que yo conocía bastante)
J'avais L'œil du berger (tenía el ojo del pastor)
Mais le cœur de l'agneau (pero el corazón del cordero)

Mon enfance éclata (mi infancia estalló)
Ce fut l'adolescence (fue la adolescencia)
Et le mur du silence (y el muro del silencio)
Un matin se brisa (una mañana se rompió)
Ce fut la première fleur (fue la primera flor)
Et la première fille (y la primera chica)
La première gentille (la primer gentil)
Et la première peur (y el primer miedo)
Je volais je le jure (yo volaba, lo juro)
Je jure que je volais (juro que volaba)
Mon cœur ouvrait les bras (mi corazón abría los brazos)

Je n'étais plus barbare (no era más un bárbaro)

Et la guerre arriva (y la guerra llegó)

Et nous voilà ce soir. (y nosotros aquí esta tarde).



Recuerdo las gloriosas gestas en mi habitación: los soldados abalanzándose desde su corazón de plomo, aguerridos y esperando obtener un mechón de cabello de la bailarina, un listón que hiciese bramir el sentir en las dianas de su pecho.
Y hoy quiero de nuevo a aquellos soldaditos, quiero repudiar al malvado cascanueces: ese hombre terco que no representa sino la realidad, la extinción de los más bellos sueños.





Hoy soy un soldado de plomo. Y voy por la hermosa bailarina, aunque me esperen las alcantarillas y el fuego. Y los sueños se réien de las llamas, los sueños habitan la tormenta y ríen del ballestero. El fuego, siempre el fuego es sólo un dintel... voy en busca de aquel mechón el listón que me hable del compás de tus cabellos.
Y ensillar saludando a los vientos.

21 comentarios:

ElectroGothik dijo...

Magnifique, como siempre.

Dentro de poco vas a poder marchar con mi soldado de plomo.

samcorco dijo...

Me has hecho recordar mi colección de soldaditos de...plástico de cuando era pequeño. Lo vendían en unas bolsas de papel, y dentro habían ejercitos enteros de diferentes países todos unidos y pegados a un trozo de plástico enrollado. Me acuerdo las ganas que tenía de sacarlos de su trozo de plástico, y como los ponía en la mesa todos bien colocados. Me gustaba el que disparaba con la rodilla apoyada en el suelo; ahora me di cuenta que crecí y que las guerras tenían que ser así como las hacía yo: con soldados de plástico o de plomo. un saludo con resaca. Por cierto; ¿has visto a Brus?

xnem dijo...

Samcorco yo también soy de la época de los soldados de plástico, pero los de la casa Komansi; recuerdan? "Juguete completo, juguete Komansi". Años después conocí a la hija del señor Komansi, pero eso es ya otra historia.
Que bueno Brel!, saltando y agitando
los brazos como si de repente se le fuera la olla, eso si que es una buena regresión a lo infancia. Y que bien pronuncia las erres!. Venga me voy al recreo un rato. Hasta luego.

Reaño dijo...

Hey amigos, no dejen de escuchar con atención la canción de Víctor Heredia...
Evita: ya marcharé con mi camarada.
Sam: Brus no aparece, me dicen que Bukowski se lo ha llevado a un puticlub.
Xnem: después del regreso te vienes a jugar (más)

césar castillo dijo...

Bien. Me gusta mucho. Me daré un tiempo para comentar extensamente; claro, si no te molesta.

Saludos,

César sin cesar.

Reaño dijo...

por favor César, hazlo... este es un espacio en libertad.

Noctiluca dijo...

HOla, salud a la barra. No lei el post todavia, es que ha sido un dia lento luego de tantas bebidas. Ayer, en otro bar pero que era igual el de Reano, probe el aguardiente colombiano de Antioquia. Con sabor a anís. Una delicia.

Estoy leyendo un bello texto que me envió un amigo, el Eclesiastés.

El tema de la infancia es absoluto.

Saludos a todos.

xnem dijo...

Aquí estoy de nuevo he visto una peli que no se si me va a dejar dormir, con lo poco que lo hice anoche! "Frágiles" de Balagueró, también salen muchos niños, pero no están para jugar. Hay que oscuro esta todoooo...

Reaño dijo...

no Xnem, no, vamos a jugar a los soldaditos...

Rain dijo...

Evocador mi querido amigo.

Si pienso en la infancia, quiero ir inmediatamente al mar...

Ah, de soldaditos usted escribe con tanto afecto que es posible verle nítidamnete como niño ilusionado.

Salutes con sonido de olas :)

mahaya dijo...

Reaño, consulta tu mail por favor, te he mandado un mail departe de amelche...

besos

Marga dijo...

Ummm, soldaditos! sirven también recortables, princesas del guisante y cuevas que uno construía en cada cama o mesa, cuando una madre se descuidaba?

Mi infancia se construyó entre canciones y voces y es curioso ver como se va diluyendo (desaparecer?, del todo no creo)a medida que las melodías desafinan. Pero... eso! queda el fuego y de su lado nos ponemos!!

Saludos de juegos!

MaleNa dijo...

Et la guerre arriva
Et nous voilà ce soir.

Vuela mi imaginación, por lugares bellos. Aquellos soldaditos de plomo que cobraban vida en batallas soñadas por mis hermanos. La voz de Victor y sus eternas barricadas. El fuego..todos los fuegos.

Y yo aquí, sembrando hierbas en el pequeño balcón, sólo para seguir vibrando.

Un abrazo.

Robotrix dijo...

Monsieur, vengo a dejarle un beso de fin de domingo...

amelche dijo...

Y yo, lo mismo que Robotrix. Intenté contactar contigo hoy, pero no pude, el número de teléfono que tengo debe de estar mal y te mandé un mensaje por Mahaya (porque esta mañana no tenía acceso a internet) por intentar solucionar el tema comunicativo, pero al final no pudo ser. En fin, otra vez será. Bonne nuit.

xnem dijo...

Gracias señor! Gracias a ti, brilla un poco mas la luz en mi blog.

Noctiluca dijo...

Yo también paso a decir buenas noches, aunque allá en "la madre patria" (qué mal suena no ?) ya deben estar durmiendo. Yo aún no, pero envío mis saludos a todos. Ah! ya sé porqué me acordé de esa expresión que se usa aquí para referirse a España, pero de modo medio engolado... porque Reaño comentaba que Rilke decía que la patria era la infancia.

tali dijo...

ahora la cosa sería lograr que no solo hayan soldaditos de plomo y bailarinas sino soldaditas y bailarines...

La puta que no te parió dijo...

Los soldaditos de plomo no sangran...
Vaya juguetes que se les da a los niños!
¿Y que decir de las canciones infantiles de antaño?, ¿Las recuerdan?, la farolera, mabrú se fué a la guerra, en carro va la niña, la paloma blanca...
Si nacías varón a ser soldado y si nacías niña a casarse con uno de inmediato.
¿Será que la publicidad subliminal no estaba prohibida en esos tiempos?
En fin!, mi infancia es diferente, ahora ya no se escuchan esos temas ni se juega con soldaditos de plomo, cuando sea grande !YO QUIERO SER BARBIE!

ElectroGothik dijo...

ala ke tal jale, ni alán jajajaja tienes ke ver las fotos ke tomamos ayer!

Sir Faxx von Raven dijo...

recuerdo mis soldaditos de plomo. me los compraron una sola vez porque descubrieron que me gustaba derretirlos.

después vinieron los soldaditos verdes de plástico, esos también se quedaron impregnados en mi infancia.

de plástico o de plomo, igual se derriten en mis tempranos recuerdos, incendiándolos.