jueves, abril 27, 2006

Supplique pour être enterré sur une plage de Lima II Intermezzo.


Ayer entré a saludar a SamCorco y sobre algo que escribía de un Saint Jordi, le comenté de una experiencia similar pero, le puse, eso ocurrió hace 9 años, en la "simple" Lima.
Erika, the little girl in blue & bluesmaker, gran poeta y nativa amante de esta ciudad (como yo) me retrucó:

La simple Lima, Reaño pero tan bella y loca.

Sí, no lo dudo... tan bella y loca, con su cielo siempre gris (salvo un coqueto grisáceo azulado en verano), sus barrios que se pierden hasta los conos infinitos, su mar trajinando las soledades del cielo, la vida de sus calles... el barro de sus calles.
El latir de sus madrugadas.
La conciencia de sus portones de madera.
Donde la certidumbre se sienta en un piano de cristal, mientras la brisa marina va eclipsando al sol... al sol que siempre para las 8 ya está oculto.
Y empieza su verdadera danza.
Desde sus bares en el Jirón Quilca, en Barranco, en las callejuelas de Miraflores, en Pueblo Libre y el Queirolo y millones de taxis devorados por los faroles.
En tus calles he visto al azar echar los dados
y perder...
Los días que corren como un gato prendido a su cola mientras cae de un tejado
y no de pie...
ni de rodillas.
sino de manos...

Simplemente.

Lima la simple... pero tan bella y loca: Gracias, Erika, por recordármelo.

La simple Lima... su cielo, sus calles, mi patria. Ya llego, hacedme un sitio...



Mon enfance (Mi infancia) J. Brel.

Mon enfance passa (Mi infancia pasó)
De grisailles en silences (en monotonías silentes)
De fausses révérences (en falsas reverencias)
En manque de batailles (a falta de batallas)
L'hiver j'étais au ventre (el invierno lo pasaba en el vientre)
De la grande maison (de la gran casa)
Qui avait jeté l'ancre (que había echado el ancla)
Au nord parmi les joncs (al norte, entre los juncos)
L'été à moitié nu (En verano medio desnudo)
Mais tout à fait modeste (pero de hecho, sencillo)
Je devenais indien (me convertía en indio)
Pourtant déjà certain (y sin embargo ya seguro)
Que mes oncles repus (que mis ya hartos tíos)
M'avaient volé le Far West (me habían robado el "Far West")

Mon enfance passa (mi infancia pasó)
Les femmes aux cuisines (con las mujeres en la cocina)
Où je rêvais de Chine (donde yo soñaba con China)
Vieillissaient en repas (envejeciendo entre comidas)
Les hommes au fromage (los hombre con su queso)
S'enveloppaient de tabac (se envolvían de tabaco)
Flamands taiseux et sages (flamencos callados y sabios)
Et ne me savaient pas (y que no me conocían)
Moi qui toutes les nuits (yo que todas las noches)
Agenouillé pour rien (arrodillado por nada)
Arpégeais mon chagrin (arpegiaba mi tristeza)
Au pied du trop grand lit (al pie de la inmensa y gran cama)
Je voulais prendre un train (yo quería tomar un tren)
Que je n'ai jamais pris (que jamás he tomado)

Mon enfance passa (mi infancia pasó)
De servante en servante (de sirvienta en sirvienta)
Je m'étonnais déjà (me sorprendía ya)
Qu'elles ne fussent point plantes (que ellas no fuesen plantas)
Je m'étonnais encore (me sorprendía incluso)
De ces ronds de famille (de esos círculos familiares)
Flânant de mort en mort (vagando de muerte en muerte)
Et que le deuil habille (y que el duelo viste)
Je m'étonnais surtout (me sorprendía sobre todo)
D'être de ce troupeau (de pertenecer a aquella manada)
Qui m'apprenait à pleurer (que me enseñaba a llorar)
Que je connaissais trop (que yo conocía bastante)
J'avais L'œil du berger (tenía el ojo del pastor)
Mais le cœur de l'agneau (pero el corazón del cordero)

Mon enfance éclata (mi infancia estalló)
Ce fut l'adolescence (fue la adolescencia)
Et le mur du silence (y el muro del silencio)
Un matin se brisa (una mañana se rompió)
Ce fut la première fleur (fue la primera flor)
Et la première fille (y la primera chica)
La première gentille (la primer gentil)
Et la première peur (y el primer miedo)
Je volais je le jure (yo volaba, lo juro)
Je jure que je volais (juro que volaba)
Mon cœur ouvrait les bras (mi corazón abría los brazos)

Je n'étais plus barbare (no era más un bárbaro)

Et la guerre arriva (y la guerra llegó)

Et nous voilà ce soir. (y nosotros aquí esta tarde).

14 comentarios:

Madison dijo...

Reaño, Tengo muy hermosos recuerdos de tu ciudad..
Gracias por hacer que regresen..
Besotes
Madison

Marga dijo...

Traes una ciudad vibrante, trajín de luces y recuerdos y he visto sus pianos de cristal con gatos caídos de manos que lanzan dados en madrugadas... preciosa debe ser! aunque eso qué más da? lo importante siempre es el vidrio, sin empañar, que nos queda de un espacio que es el propio y donde anda la piel

Fue donde uno se hace a uno, sus calles...

Besosssssssss de ciudades nuestras!!

arenamovediza dijo...

Preciosa la canción, como todas las que pones!. Buen viaje!! Me encantaría ver tu ciudad, al menos con unos ojos locos, simples y bellos!...Como los que propones

Buena tarde!

samcorco dijo...

Tengo la agenda tan repleta de ciudades literarias a las que tengo que pisar antes de morir...me apunto Lima y escucho la canción de Sabina ("Rosa de Lima"), que siempre acompaña. Si puedo me paso un día por allí y te invito a lo que quieras. Un abrazo fuerte amigo, por los recuerdos surgidos de tus palabras, en sitios a los que (todavía) no he estado.
Brus me dice que se apunta a la fiesta en Lima y te pregunta algo: ("¿Qué tal están las perritas por allí, camarada Reaño?" Saludos perrunos a un peruano (Perdona la broma fácil y tonta)

Reaño dijo...

Madison. qué bueno, así que anduviste por Lima? En qué año?

Marga: sí, las calles de las ciudades es donde uno aprende todo, donde vuelan los recuerdos como polillas sin alcanfor...
Los dados en las madrugadas señalan el rumbo, con las copas, las noches y la vida em flor. Besos citadinos.

Areanamovediza: es la mejor manera de ver esta ciudad... acaso la única: como toda ciudad... Buena tarde y Lima aguarda!

SamCorco: camarada, em ha encantado que saque de la chistera esa canción de Sabina... Si vas por Lima te invito a lo que gustes o nos invitamos mutuamente y te llevaré por todos los bares y garitos de buena/mala suerte/muerte...
Dile al camarada Brus que compañía no ha de faltarle, de eso me encargo también... y la broma está buena, que no concoeré al Brus.
Un abrazo.

MaleNa dijo...

Coincido con Arena las ciudades hay que versentirlas con los ojos locos, los brazos abiertos, la piel desnuda.

Amo Lima, sus balcones, su mùsica, su cielo. Amo todo Perù y su gente.

Marga bellas tus palabras, es asì la ciudad y sus calles.. hay que vibrarlas.

Hoy coincido con todos, serà para celebrar?

Beijos de color caNela.

amelche dijo...

Recuerdo haber oído o leído en algún lado: "Las ciudades son como nosotros mismos".

Marga dijo...

Malena... en principio hay que vibrarlo todo, o eso creo.. jeje

Besitossss de buenas noches! noche de gineceo y brujas!! jeje

Nanny Lidia dijo...

wv cv sfzcs``1`1( como veras a mi nieto le gusta tu post).

Yo estube dos dias en Lima en 1973 ahi tomamos el charter para Australia.
Me gustaron las casas blancas y las mujeres que con ropa tipica y sus trenzas largas vendian postales y regalitos, otras vendian comida.Viniendo de Buenos Aires no podia creer lo diferente que era siendo vecinos.Jamas olvidare el aeropuerto con esa escalera tan larga que casi la bajo sentada jejejeje .
Besosssssssss

Noctiluca dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Reaño dijo...

Malena: ojalá y algún día te vea por los balcones de Lima... ah, el pisco y las calles de mi ciudad...

Ana: plenamente de acuerdo...

Marga: saludos de brujo...

Nanny: dile a tu nieto que ¡gracias! O sea que estuviste hace mucho en Lima... por aquella época tuvimos la dictadura militar que jodió al Perú no sé si para siempre, pero que lo tiene aún jodido...

Comentario suprimido: ¡ah, qué curiosidad! Empero ha quedado un bonito halo.

Noctiluca dijo...

Hola, coincido con Marga y con Malena, hay algo más vibrante que estar en unlugar NUEVO ? Y cuando lo hacemos nuestro, mejor aún.

Algún día conoceré Lima. Que se les conserve LIma siempre así de
si mple,loca y bella, a los amigos peruanos Reaño y Erika.

Erika Almenara dijo...

Todos los que vengan serán siempre bienvenidos. Lima está llena de defectos, Jorge Bruce dijo que Lima sería la última ciudad en la que un esquizofrénico pordría vivir, tanto ruido en Lima pero ese ruido es la manifestación de vida, una vida local y bella.

El Post me ha emocionado sobremanera, querido Reaño. Gracias por regalarnos tú visión de Lima que es completamente compartida.

un abrazote,
Erika

Reaño dijo...

Clara: Lima siempre aguarda, siempre...

Erika: gracias a ti por regalarme las palabras precisas para iniciar esta visión... ¡ah!, hay que tener una loura especial para vivir en Lima, sí, la loura de andar a un paso por delante de lo que es posible.
Un abrazote querida Erika, en salud por nuestra ciudad y sus devenires.