jueves, mayo 11, 2006

Cuentos y canciones mientras armo los baúles...





Ahora que preparo mudanza -una vez más-, empiezan a aparecer una serie de cosas que estaban latentes en la memoria o que, al menos, pedían la vista para volver a existir.
Entre ellas, un cd doble de canciones folclóricas rusas, interpretadas por el fenecido Coro de la Armada Soviética... iba a poner el híper clásico "ojos negros" (ociy cernye, con los acentos rusos que el teclado me impide poner) pero decanté por ésta, poliuscko-pole... que siempre me pareció una enternecedora combinación entre una marcha militar y una canción de arrullo.


Y entre otras cosas encontré el Jardín de la rosas (Gullistán), pieza angular del sufismo. El sufismo puede vincularse con el zen en la medida que el conocimiento no entraña ninguna lógica y se busca mediante el absurdo.
Para el sufismo, el inicio del conocimiento se da cuando uno asume que es más idiota que el común de la media y la inteligencia algo así como ignorancia vestida de solemnidad.
La verdadera realidad aparece cuando asumimos nuestra idiotez frente al mundo. Lógica y filosofía no enseñan mucho a vivir.

Otro de los libros sufíes con los que me he topado es Las hazañas del incomparable Mulá Nasrudin, en versión recopilada de Idries Shah. En este libro, amén de otros cuentos utilizados por los derviches, encontramos en versión primigenia aquel que lanza una famosa paradoja sobre el rey que había dispuesto que a la entrada de la ciudad se le preguntase al visitante qué venía a hacer en ella: si contestaba la verdad podía pasar, si contestaba una mentira, sería ahoracado. Cuando Nasrudin es inquerido por los guardias responde "vengo a esta ciudad para ser ahorcado": ¿se le debe ahorcar o no?
Muchos años después encontraremos esta anécdota en el Quijote, cuando un caso similar sea expuesto a Sancho en su condición de gobernador de la Ínsula de Barataria.

Como ejemplo, saco de la chsitera este cuento:

Nasrudin solía cruzar la frontera todos los días, con las cestas de su asno cargadas de paja. Como admitía ser un contrabandista cuando volvía a casa por las noches, los guardas de la frontera le registraban una y otra vez. Registraban su persona, cernían la paja, la sumergían en agua, e incluso la quemaban de vez en cuando.
Mientras tanto, la prosperidad de Nasrudin aumentaba visiblemente. Un dia se retiró y fue a vivir a otro país, donde, unos años mas tarde, lo encontró uno de los aduaneros.
— Ahora me lo puedes decir, Nasrudin, ¿qué pasabas de contrabando, que nunca pudimos descubrirlo?

— Asnos —contestó Nasrudin—.

O éste:

El costo de aprender

Nasrudín decidió que podía beneficiarse aprendiendo algo nuevo y fue a visitar a un renombrado maestro de música:

- ¿Cuánto cobra usted para enseñarme a tocar la flauta? - preguntó Nasrudín.

- Tres piezas de plata el primer mes; después una pieza de plata por mes - contestó el maestro.

-¡Perfecto! - dijo Nasrudín; - comenzaré en el segundo mes.


Así, el sufismo nos lleva de la mano del humor hacia el camino del conocimiento, asumiendo, como el zen, que éste se halla fuera de la lógica clásica, como la vida misma.
Recordemos a aquel discípulo que pregunta a su maestro zen "¿qué es la sabiduría?" El maestro responde: "un gato trepa por el poste". El discípulo confiesa no entender. El maestro responde "entonces pregúntale al gato".

Ah, he aquí uno con el que siempre he sonreído mucho:

La mujer perfecta
Nasrudin conversaba con un amigo.
- Entonces, ¿Nunca pensaste en casarte?

- Sí pensé -respondió Nasrudin. -En mi juventud, resolví buscar a la mujer perfecta. Crucé el desierto, llegué a Damasco, y conocí una mujer muy espiritual y linda; pero ella no sabía nada de las cosas de este mundo.
Continué viajando, y fui a Isfahan; allí encontré una mujer que conocía el reino de la materia y el del espíritu, pero no era bonita. Entonces resolví ir hasta El Cairo, donde cené en la casa de una moza bonita, religiosa, y conocedora de la realidad material.
- ¿Y por qué no te casaste con ella?
- ¡Ah, compañero mío! Lamentablemente ella también quería un hombre perfecto.

Y, para finalizar con este recuento de recuerdos que voy encontrando, pongo una de un grupo argentino de los setentas, Sui Generis, el primer grupo de Charly García, junto con Nito Mestre, la canción se llama El fantasma de Canterville y el post de Pam, de hoy, me hizo recordarla (¿te acuerdas Sir Faxx, cuando los cielos nos oyeron en ese concierto?...)



25 comentarios:

bluefile dijo...

Estoy con exámenes sabrán disculpar la ausencia...

Excelente el humor como camino del conocimiento...

Besos mi Reaño no sé si sufistas o suficientes ;)

Pam dijo...

Ey, nene, qué bueno lo de la mujer perfecta!! Hoy estoy desganada aquí en el curro y me ha hecho mucha gracia!
Y gracias por tu recuerdo en el post. No conozco a "Sui Generis". Habrá que ponerse al día...

Madison dijo...

Ayys Ernesto!! los años que hacia que no escuchaba esta cancion de Sui Generis!! Tengo la piel de gallina..pasé toda mi adolscencia escuchandolos..
me gusta la parte de que dice..

"Y jamás volveré a fijarme en la cara de los demás.
Esa careta idiota que tira y tira para atrás..."

Gracias ,amigo..
Besotes
Madison

Marga dijo...

Hubo un tiempo en el que leía a Nasrudín, me daba de todo su humor!! y apuntaba las paradojas como las del ahorcado, aún deben andar por algún cuaderno... ahora sólo me queda llegar al conjunto vacío y alcanzar la sabiduría sufista (se dirá asi?, el absurdo ya lo practico a diario... jeje

Besossssssss absurdos dibujados a tinta china de colores

Noa- dijo...

Eres un compendio de cultura. Cuanto tengo que aprender.

Saludos

samcorco dijo...

Camarada Reaño, te puedes olvidar todo en una mudanza menos los libros. En mi primera mudanza, de eso ya hace demasiado, perdí uno de esos libros subrayados, arrugados, que olían a viejo, pero le tenía tanto cariño que me desesperé al no encontrarlo. Ahora tengo otra edición, más nueva y sin las hojas arrugadas, pero nunca será lo mismo. Será que soy un poco bibliofilo patológico...
Me gustó mucho una frase de tu post de hoy, y de la que estoy totalmente de acuerdo: "La verdadera realidad aparece cuando asumimos nuestra idiotez frente al mundo".
Bueno, Brus te da las gracias por las felicitaciones y te invita a un trozo de pastel que había guardado especialmente para tí. Saludos brindando con vodka con naranja (que juventud perdida)

Noctiluca dijo...

Todo el post esta muy bueno, veo que hacer baules te inspira. Pero me pudiste con lo de Sui Generis !! Si habre cantado ese tema y tantos otros, Cancion para Mi muerte , Mariel y el Capitan, Confesiones de invierno....Mr, Jones... etc...

"pero siempre fui un tonto
que creyo en la legalidad
y ahora que estoy afuera
ya se lo que es la libertad"

Por la libertad y por asumir nuestra total idiotez, brindo hoy y me adelanto a la embriaguez del bar de ma;ana.

besos cuantiosos y nostalgiosos de mi adolescencia (aunqeu a mi nunca me dejo de doler... je je)

Noctiluca dijo...

Ah ! MADISON: no habia visto tu mensaje, coincidimos entonces.

PAM: escuchalos, son viejos pero buenos, de las epocas de formacion del rock nacional donde todos nos identificabamos "a posteriori" con el hippismo, amor y paz, porro, amor y rockandroll !!!! Y cuando todo, todo se percibia tan fuerte y tan nuevo que no podiamos parar de sentir.

Reaño dijo...

Bluefile: suerte con los exámenes... espero que sean sufistas y suficientes!
Un beso.

Pam: esa historia de Nasrudin resume una gran verdad... y lo de Sui Generis: oye el consejo de Clara...

Madison: yo también los escuché en la adolescencia... y de alguna forma siempre me han acompañado... si no, que lo cuente mi hermano Sir Faxx.
Besos.

Marga. tú también leías a Nasrudín? Entonces estás cerca del reino d elos cielos del absurdo... te hago una escalerita con la tinta china...

Noa: no, sólo es sólo curiosidad que le dicen... yo aprendo mucho en tus letras...

SamCorco: sí, estoy guardando los libros con un cuidado patológico, porque yo también soy un bibliópata...
Ah, cuando uno asume su idotez la vida es más liviana.
Dile al Brus que gracias por la torta y que mañana el bar está deicado a él.
Un gran abrazo.

Clara: Brave Claire, yo me los recorrí también todos en la adolescencia... creo que fue un despertar identitario... y aunque ya no los escuche mucho, tengo todos por allí, todos los discos. Ahora escucho más a Charly, aunque muy a veces a Nito 8sí, ya sé que suena raro).
Besos cuantiosos también, con la copa en la mano, por el sufismo...

Pam dijo...

Reaño, mira, en el número de este mes de la revista "ROLLING STONE" sale un reportaje con buena pinta de Bukowski. También hay uno de BOB Marley para mí, jejeejeje. Lo tengo en mis manos ahora mismo..

xnem dijo...

Mr. Reaño el señor Nasrudin es un Marxista total, Groucho se queda cojo a su lado, sobre todo en los de "empezaré por el segundo mes" es como lo de "la primera parte contratante es igual a la segunda parte contratante" recuerdas?
Mira a ti que te gustan los idiomas, en italiano el traslado se llama "trasloco", yo afortunadamente he realizado pocos míos, -soy un "recolector nato" y mis casas están siempre repletas de casi todo- nada que para compensar me tocó realizar unos cuantos traslocos de amigos, amigas y exs. Ya saben ustedes como va eso; "x tu que tienes coche podrías?..." para mi solo de libros, discos,cds, comics, revistas y papeles ya necesito un camión.
Venga ánimo!
A mi los traslocos me entristecen siempre un poco que soy un cáncer, y el hogar es el hogar, dejarlo aunque sea por uno mejor da cosita.
8926 saludos!

Noctiluca dijo...

Si... hablando del sufismo, la unica vez que fui a un "taller de poesia" con un escritor amigo de mis padres, alla por el 91, el nos conto de los cuentos sufies, y del libro de Ouspensky "Para una posible evolucion del hombre" creo. Confieso que comence a leerlo y me senti tan occidental y lejana a toda esa posible evolucion que lo abandone. Lo cual no significa que busque mi propia evolucion...

un beso de las 2.33 pm que viaja con mucha sabiduria oriental, con lo cual no lleva prisa ...

Reaño dijo...

Pam: ese es un gran dato! Mañana saldré a buscar a mi buen amigo, el Sr. Bukowski...

Xnem: tienes razón, el hombre es un marxista (que no es lo mismo que marciano)... para mí, estos últimos años han sido de muchos "traslocos", de locos... espero no mudarme en otros 4 años... aunque el espíritu errante es...
Un gran abrazo.

Clara: salí a dar un paseo y se me olvidó la vara de almendro... te recomiendo que busques el libro del buen Mulá Nasrudín... no hay camino mejor.
Espero ese beso, el cual a lo mejor y me atrapa en la sierra...

amelche dijo...

Bueno, pues no conocía a Sui Generis y no sé si tu Nasrudin es el que en el libro de inglés que elegimos para 2º ESO (13 años) se llama Nasredin. Supongo que sí, es un libro con varias historias diferentes y una de ellas es de Nasredin, un hombre pobre que reza todos los días para que Dios le dé mil monedas de oro, ni una más, ni una menos. Un día su vecino rico tira por encima del muro del jardín una bolsa con 999 monedas de oro y, cuando Nasredin se la va a quedar, le dice que no, que son sólo 999 y que él se las ha tirado para gastarle una broma. Nasredin dice que eso es porque Dios le va a dar una moneda más a lo largo del día y, como el vecino rico insiste, van al juez a ver quién tiene razón para quedarse con las 999 monedas.
N. le dice que vale, pero para ir ante el juez necesita un abrigo y un caballo, porque él es pobre y viejo, no puede andar hasta el juzgado y no se va a presentar como un pordiosero. El rico le presta un caballo y un abrigo. Cuando llegan, N. le dice al juez al oído que su vecino está loco y piensa que todo lo suyo es de él. "Y, para comprobarlo, pregúntele de quién es el abrigo", el juez pregunta y el rico dice que suyo. Lo mismo con el caballo. Así que el juez dictamina que el rico le debe pagar una moneda de oro a N. por calumnias.
Nasredin y su vecino vuelven a casa y él le devuelve su abrigo, su caballo y las mil monedas de oro diciendo que nunca más se burle de las creencias de nadie.

Reaño dijo...

Ana: ese mismo, ese mismo es!... ¡qué alegría que lo tengas entre tus lecturas de lengua germánica (anque se ofendann los ingleses...)
Ese es! y si consigues el libro te convertirás en mi heroína teacher plus...

amelche dijo...

El libro que yo digo se llama "The Teacher's secret" (el nombre de una de las historias) y vienen varias historias así curiosas en países exóticos (asiáticos o árabes), entre ellas la de Nasredin, y está escrito en lenguaje fácil para los alumnos de 2º ESO, pero me parece muy educativo. Creo que me gustó a mí más que a ellos cuando lo leímos en clase...

Reaño dijo...

Ana. Caray, en ese libro vienen tus secretos, corro a comparlo, entonces...
y, si puedes consigue la recopilación de Idries Shah (está en inglés, también)... que así podremos disfrutar totalemnet de Nasrudín...!

amelche dijo...

"The teacher's secret" es una historia sobre un profesor en Corea, muy serio y duro con sus alumnos. Mientras copiaban textos le veían comer algo de una cesta y le preguntaron qué era. El profesor dijo que era algo muy bueno para los mayores, pero veneno letal para los niños. Un día el profesor se tuvo que ir una mañana y dejó a los alumnos con trabajo para hacer. Ellos pronto se cansaron de trabajar y se pusieron a jugar, pero, de pronto, se acordaron de la cesta del profesor, la abrieron y contenía fruta confitada. Empezaron a comérsela y, cuando se dieron cuenta, se la habían comido toda. Estaban todos muy asustados porque el profesor era muy estricto y se iba a enfadar mucho cuando se enterara. Y a uno, se le ocurrió una idea. Cuando llegó el profesor los vio a todos tirados en el suelo, su mesa tirada, el tintero roto y la tinta derramada... Preguntó qué había pasado y un niño le dijo que le habían desobedecido, se habían puesto a jugar y, con tan mala suerte que tiraron al suelo la mesa del profesor y se rompió el tintero y se derramó toda la tinta. Así que, como castigo habían decidido comerse el contenido de la cesta y ahora estaban allí en el suelo preparándose para morir por el veneno. El profesor se quedó muy sorprendido y salió al jardín a meditar y pensó: "¡Qué listos son!"
Bueno, no te cuento más cuentos, que esto no es las "Mil y una noches", me voy a dormir, que mañana madrugo. Buenas noches y saludos al osito. :-)

Reaño dijo...

Ana: ¡qué gran historia...! me voy con ella a contársela al oso...y, si quieres, te mando el oso de felpa alterno...
Besos, yo también voy hacia Morfeo: ¡hasta mañana!

xnem dijo...

Vaya ahora que esto se ponía interesante os vais a dormir! Mira por culpa vuestra no hay manera de terminar el Auster, aquí hasta las retantas y luego leo dos páginas y me quedo frito. Bueno a Auster ya lo conozco y este es nuevo para mi, aun que los cuentos me suenan mucho. Bona nit!

amelche dijo...

XNEM: Tú lee los comentarios de arriba y verás como no te vas a dormir... En fin, no digo más, que sube el pan... :-) Bona nit!

Sir Faxx von Raven dijo...

ah reaño, no fueron los cielos quienes nos escucharon. diría yo que fueron espíritus más mundanos. fue así:

en medio de la multitud del concierto de nito mestre nos encontrabamos. se aparece león gieco en el escenario y canta un par de canciones junto a nito. el concierto ya va a terminar. hacen el típico show que apagan las luces y los musicos se van. la gente clama por otra canción más. la gente grita. los músicos regresan, león gieco dice: "una más" y pregunta al público que quieren escuchar. la multitud grita frenética miles de nombres de canciones de sui generis al mismo tiempo (razguña las piedraaaaaas, aprendizaaaje). recuerdo una canción que era de charly pero que sonaba siempre mucho mejor en la voz de gieco. sin embargo es imposible que nuestro excéntrico pedido se escuche en medio del mar de voces discordantes. ni siquiera lo intento.

en eso, se da el momento. un instante inaudito en que los miles de asistentes al concierto se quedaron todos callados al mismo tiempo. es ahora o nunca. me trepo a la espalda del gordo y grito:

!CANTA CANTERVILLE CONCHA DE TU MADRE!

tú me seguiste en mi alarido y eso fue lo único que se escuchó. nadie más dijo nada. y león gieco lo miró a nito sonriente y se pusieron a cantar:

"yo era un hombre bueno,
si hay alguien bueno en este lugar
pagué todas mis deudas
y mi oportunidad de amar
sin embargo estoy tirado
y nadie se acuerda de mi
paso a través de la gente
como el fantasma de canterville."

mahaya dijo...

Estoy que me salgo...¡he oido las dos canciones enteras y sin interrupciones!

Por cierto y mira que Nasrudim me suena mucho como personaje de las mil y una noches... tengo que buscarlo

Reaño dijo...

Sir Faxx: enjugo un lagrimón en el vino... nadie podía haberlo contado mejor...
Otra copa de Rh para ti!

ocraM dijo...

PROTESTO!!

He sido borrado de ese recuerdo!!!

¿Cuándo rescribieron la historia y me eliminaron de la gesta de Canterville?

Carajo, cuando vuelvas, Reaño, -y tú también Faxx, no te hagas- tendrás que cantar Cantervilleconchesumadre!!!!!!!