miércoles, junio 14, 2006

De los pagos de Cronos


Los retornos eternos... la piel que se deja en los muros, las manos que recogen, nuevamente, los soles del asfalto.

Bukowski decía: yo he nacido para robar flores de las avenidas de mi muerte.

Hoy comprendo mucho esta frase. Mientras el cielo gris otoñal se despereza con la garúa hay algo en mis entrañas que se acomoda al discurso de los nuevos días. Un discurso de viejos edificios, de construcciones que desconocía, de cafés y bares que ya no existen y de otros que aparecen sin saludos.
Sin mayor ceremonia.

Dos días ya y puedo decir que mi reloj biológico está ya adecuado, que la estación se corresponde con las nobles causas del deseo y que hay un estanco donde aún es posible separar un paquete de vida.
Un incienso de tiempo.

Todo retorno es crucial, y toda vida es la prolongación de una serie de vueltas, adioses, saludos, repetidos tantas veces y otras tantas vueltos a pronunciar.
Como un salmo.

Y en el mundo de los enunciados, en el mundo donde el yo toma por asalto las frases, hay espacio para discurrir...
Día tras día.

19 comentarios:

Sir Faxx von Raven dijo...

carajo reaño, se te va a acabar toda la melancolía cuando nos agarremos a botellazos y te haga recordar que esta ciudad que fingió ser paris es bondadosa con sus buenos borrachos.

noche tras noche.

hic.

xnem dijo...

Veo que has tomado el pulso a los días y tiempo al tiempo.

Ahora solo falta que el pulso te tome a ti. Parece que sir fax está deseoso de normalizar el reencuentro.

Noctiluca dijo...

aaaaaaaaaaaaaaaaayyyyyyyyyyyy qué lindo lo que escribisteeeeeeeeeeeeeeeeee !!!!

Estás super poeta, a full. Y triste o raro, acomodándote como decís vos.

Te imagino por las calles pensando y pensando, un poco desorientado, actuando sin embargo...

un beso grande

Noctiluca dijo...

bello bello

MaleNa dijo...

El regreso te vistio de crepusculo y te va de maravillas.

Lo esencial es la vida.

Siempre.

Y esta otoñal melancolia.

Abrazo.

amelche dijo...

Pues ahora que el reloj biológico está ya en su sitio, ya queda menos para ubicarse. 4.20 am insomne por el estrés (y me levanto a las 6.45 para ir a trabajar).

Marga dijo...

Ey, que lindo! te surgen las palabras entre los dedos, bicho!!

A veces me da por pensar que la vida se nutre de encuentros y desencuentros: gentes, calles, pies o manos y en tomarles el pulso transcurre el tiempo. Tan poquita cosa parece... y sin embargo es donde crecemos. En ese mundo de enunciados es únicamente donde deberíamos ensancharnos.

Por tus días... besossssssssssss anchos!

Pam dijo...

Ordenado tu horario, ordenado todo tú!! de vuelta al discurrir, día tras día, como tú dices.

Saludos!!

Madison dijo...

Hola amigo, me alegra mucho que ya tu reloj biologico esté adecuado al nuevo ritmo..
Yo ando con mucho trabajo ..y no puedo estar mucho..ya vendran tiempos mejores!!
Te extrañamos..
Madison

Noa- dijo...

Retorno a lugares personas, dejando ausencias en otros lugares. La vida es un ir y venir imparable.

Saludos

Reaño dijo...

Sir Faxx: agarrémonos a boitellazos, pero una vez vertido el líquido en nuetsros prósperos vientres... y acudamos a las calles que siempre supieron guardarnos un... plástico redentor.
Shalú.

Xnem: parto en pos del pulso fiera: ¡lo juro!

Clara: me alegro que te gustase el texto... los retornos son inspiradores y una vez que ha vuelto el verso hay que tratar de conservarlo. Ven y esperemos que la neblina nos descubra su magia... Besos.

Malena: sí, la vida siempre por delante... y el otoño que sin cesar recuerda que las estaciones son un juego de espejos.
Abrazos...

Ana: sí, una vez listo el reloj biológico las cosas dejan de parecer espejismos... espero que el estrés vaya amainando y que el trabako sea leve... de todas maneras, mañana hay bar =)

Marga: las calles, tapiadas de tantos recuerdos, sólo con dejar caer un poco de pintura de las paredes hay miles de capas que van hablando de otros tantos instantes... ensanchemos las avenidas del lenguaje y la vida y veamos lo que allí crece.
Besos Bicha!

Pam: sí, ya ordenado ahora puedo sentir como me voy deslizando por la ciudad... Besos!

Madison: gracias por venir, espero que lleguen días más calmos y con menos trabajo... mañana habrá bar desestresante...
Besos.

Noa: muy cierto y es lo mejor que la vida sea movimineto, cambio constante y flujo...
saludos!

amelche dijo...

Veo que has cambiado la información de tu perfil de usuario y lo has adaptado a las nuevas circunstancias. Desde las 4 am estoy despierta, he intentado dormir la siesta y no he podido de los nervios. A ver si esta noche duermo...

MaleNa dijo...

Leyendo leyendo (estoy con la sra. angina en casa) en un libro de poemas de Almudena Gúzman, lei esto y me acorde de vos, asi por simple magia.



Ernesto, moreno de luz y luna argentina,
cigarrillo entre los dedos,
sonrisa de niño en los naranjales del alba.

Ernesto, amigo fiel de espejos y cafés,
padre confidencial con aire triste de gorrión,
páramo de salina y dulce de leche.

Ernesto, aire de tocayo guerrillero,
espuma que se desborda por la vida,
costado tembloroso ajeno a ti mismo.

Ernesto, paloma que se ha roto una pata,
plata sin cascabel,
runruneo de pato deslizándose en el canalón...
te quiero más que a él
pero -perdona, compañero tan próximo-:
no te amo

ocraM dijo...

ave reaño

los que han muerto te saludan

grises y sedientos

SILVIAMARCE dijo...

Me encanta como escribis.

amelche dijo...

MALENA: ¿Eso escribió Almudena Guzman? Pues parece dedicado a Reaño... Le ha faltado mencionar París.

xnem dijo...

JEFE! que creo que es viernes! para celebrarlo tengo brindis cervecero en mi blog. Animo!

Robotrix dijo...

Y nos adaptamos a todo, nuestra piel se adecúa a todas las circunstancias, los recuerdos pesan más o menos, y las distancias se acortan, y a veces debemos esconder las alas bajo nuestras chaquetas...

amelche dijo...

¡Qué bonito, Robotrix!