miércoles, octubre 25, 2006

Alegato en favor de destruir todas las escuelas


En 1914, al final de su Herejías Pedagógicas, Giovanni Papini sentenciaba:
Es preciso cerrar las escuelas, todas las escuelas. De la primera a la última.
(...)
El alma humana ante todo. Es lo más precioso que cada uno de nosotros posee. Queremos salvarla, por lo menos cuando está echando las alas. Concederemos pensiones vitalicias a todos los maestros, intructores, prefectos, directores, profesores y bedeles, con tal que dejen salir a los jóvenes fuera de sus fábricas privilegiadas de cretinos del Estado. Después de tantos siglos estamos ya hartos. Quien está en contra la libertad y la juventud trabaja en pro de la imbecilidad y de la muerte.

Leo esto pensando en los profesores de estas latitudes... cuando no en los de otras que me ha tocado conocer. Salvo honrosas excepciones, el profesor es alguien que por vocación hace de su magisterio un acto fundante y de sus fueros una cerrada defensa del intelecto, del arte del pensar y de la inculcación de la vitalidad del afecto.
Muchos profesores se quejan del Estado ante la situación de la educación... pero pocos reconocen lo que ellos mismos han hecho en pro de la laxitud de la enseñanza. Pocos de ellos están dispuestos a reconocer que les faltó coraje para crear, coraje para corregir las atrocidades que las naciones suelen hacer sobre la educación estatal. No bastaba ser lacayo del Estado sino rendir ante éste las armas de una vocación casi siempre inexstente.

Al respecto en su Lecciones de los maestros - libro que debería estar atado en la corteza de los profesores - Georges Steiner señala:
Los peligros se corresponden con el júbilo. Enseñar con seriedad es poner las manos en lo que tiene de más vital un ser humano.
Es buscar acceso a la carne viva, a lo más íntimo de la integridad de un niño o de un adulto. Un maestro invade, irrumpe, puede arrasarcon el fin de limpiar y reconstruir. Una enseñanza deficiente, una rutina pedagógica, un estilo de instrucción que, conscientemente o no, sea cínico en sus metas meramente utilitarias, son destructivas. Arrancan de raíz la esperanza. la mala enseñanza es, casi literalmente, asesina y metafóricamente un pecado. Disminuye al alumno, reduce a la gris inanidad el motivo que presenta. Instila en la sensibilidad del niño o del adulto el más corrosivo de los ácidos, el aburrimiento, gas metano del hastío.

Dicho esto, la escuela necesita una revuelta eficaz que salve el curso de la transmisión oral y escrita. El Estado lo hace, siempre o casi siempre, mal. Los profesores sólo ondean sus banderas tras los dientes... entretanto...
cerremos las escuelas: una a una y todo andará mejor.

20 comentarios:

Marga dijo...

Es curioso, este es un debate que muchas veces he tenido entre los padres educadores que me rodean, barajar la "objeción escolar" y que los conocimientos académicos fueran impartidos en la familia... pero siempre ha sido complicado porque el Estado pone todo tipo de trabas y te da la sensación (tal vez ahí esté la trampa) de que les quitas oportunidades... al final optaron por rellenar esa falta de entusiasmo y curiosidad que algunos profesores, y sobre todo el sistema, provoca. Yo confio poco en ese sistema y te aseguro que por la parte que me corresponde dejo lo menos posible en sus manos... Un sistema que evalua el dato y no la pregunta que lo provoca tiene poco que ofrecer. Que en la escuela les den los datos, de que se hagan preguntas encarguémonos nosotros y por mi experiencia con los niños que nos han rodeado y que ya son adultos no nos ha ido del todo mal...

Pero sí, cerremos las escuelas! yepha!!! jajajaja

Besossssss contestatarios

cronopio44 dijo...

Debate amplio como la vida misma. Pros y contras detrás de cada individuo. Pero tengo una certeza: que nadie se crea tan importante como para pensarse a sí mismo como motor de ninguna transformación... Hildegard es un buen ejemplo de "transmisión familiar de valores"... ¡Miedo me dan los valores! Si el maestro es un ser humano interesante, da igual dónde, cómo y cuándo ejerza... Si el joven quiere aprender cómo es el mundo en el que vive, da igual cómo lo aprenda... El ámbito escolar en el que sobrevivo está lleno de imbéciles, y quizás yo sea uno de ellos o, quién sabe, quizás sea el más grande de todos los imbéciles (ninguno nos libramos del ataque de soberbia)... Abrazo pensativo, y melancólicamente resignado a la no-utopía. Pero los malos me pillarán haciendo algo indebido, seguramente.

Sir Faxx von Raven dijo...

no sé donde leí que twain dijo: "nunca permití que la escuela interfiriera mi educación" y siempre te he dicho reaño que queméis tus libros y no me haces caso. probablemente no es el momento o como también dijo ese mismo señor: "la educación es lo que queda después de olvidar lo que hemos aprendido". seguro que se leyó el tao te kin el hijo de puta, la cosa es que el cabrón sabía.

acuérdate de the floor.

Umma1 dijo...

U R G E N T E

Ernesto:

Siete mujeres iraníes esperan que se cumpla la sentencia, por la cual serán lapidadas, por el delito de adulterio.

Las campañas de Amnesty ya han salvado otras vidas en Nigeria.
Esperamos salvar a estas de un destino brutal.

Simplemente hay que firmar..
Y si querés ayudar a difundir, mucho mejor.

Agrego el link, por si a tus lectores les interesa colaborar.

http://www.es.amnesty.org/especial/lapidacion-iran/firma2.php


Muchas gracias

Reaño dijo...

Marga: contestatariamente tuyo... creo que la escuela, sobre todo en la actualidad, ha dejado de ser un espacio donde se apuntale el pensamiento crítico y la reflexión, para convertirse en una fábrica de semi-analfabetos...
siempre habrá alguien a quién echarle la culpa, pero creo que un acto digno de un maestro de veras es comenzar por volar su escuela y, luego, el Ministerio de Educación...
y volver a empezar...
Besos con A y V!

Cronopio: la no-utopía... enunciarla es hacerla existir... a correr de los directores de escuela silbando... mientras se hacen los planesdel túnel que rescate a los alumnos y los lleve a... no importa, pero lejos, a un bar, por ejemplo...
y a trancos peripatéticos podremos ir fundando otras cosas...

Sir Faxx: The Floor será el inicio de la restauración decadente y malintencionadamente anarca de la vida y de la educación... mientras tanto, por ahí que podemos quemar algunos libros, quién pone el querosene?

Umma: gracias, ya firmé y he contactado a la mayor cantidad de gente que he podido...

Marga dijo...

Cronopio, ahí tienes razón, Hildegar era un monstruo y perversiones mentales existen en todo pero sí, nadie debería pensarse motor de cambio, ya tenemos bastante con un dios. Pero los valores... ummm, ese es otro cantar... aunque los valores no se enseñan, se muestran andando y ellos deben ir adivinándolos y adaptándolos a sí mismos. Pero si hablamos de conocimientos académicos sigo pensando que hacen aguas por todos lados, desde el método hasta las metas que persiguen... enseñar a pensar por encima de enseñar datos, tener criterio por encima de tener titulos. Utopía, sí, tal vez, pero no tanto porque no se trata de que no entren en la rueda sino que no la pierdan de vista y la piensen... nadie en su sano juicio desea educar excluidos pero tampoco debería desear enseñar autómatas (y cruzar los dedos para que salga bien)
En fin, que ni idea, no hay fórmulas ni manual de instrucciones pero que sí, que los malos nos pillen a todos haciendo algo indebido... jeje

mahaya dijo...

Pues no estoy de acuerdo.
El maestro enseña, la familia educa y juntos contribuyen a la formacion del niños.
Pero los padres han delegado en el estado para que eduque (una cosa es educar y otra enseñar)a sus hijos y este delega a sus vez en los maestros. Pero un maestro no es un padre, ni una madre, un padre no podria educar a 50 niños.
Ni un padre puede impartir todos los conocimientos a sus hijos.
Reaño, cuando seas mujer de 25 (y de esto hace mucho pero ya se veia venir en lo que degeneraria la cosa) y te encuentres a un grupo de energumenos de 15 años, con hechuras de hombre, comportamiento de hombre y mente infantil que se entretienen en insultar a la profesora cuando se la encuentran en la calle. Y vas a protestar al director del colegio y este no hace ni caso; suspendes a los chicos porque no dan ni clavo y el director del colegio los aprueba ¿Que haces?.
Yo no se tu, pero mi hermana cambio de trabajo y se le quitaron las ganas de la enseñanza.

Umma1 dijo...

Me parece que es necesaria una reforma a conciencia. En primer lugar que la escuela sea un espacio que promueva el pensamiento... que de eso poco y nada.

Segundo lugar ampliar los contenidos, que se han ido achicando.
Que los maestros estén obligados a una actualizacion permanente y que se controle si está en condiciones psicológicas para encarar a un grupo de chicos.

Los maestros se han achanchado mucho. Se limitan a los aspectos formales, a cumplir por encimita con los contenidos básicos de sus planificaciones y despues andá a cantarle a Gardel.

Y también es cierto, que la familia actual delega en la escuela. Lo que está mal, porque la educación intelectual de un chico está a caballo entre ambos medios.

En cuanto a lo que propone Sir FAXX de quemar los libros, yo creo que sí, simbólicamente claro, pero cuando ya ha corrido mucha agua bajo el puente, y no necesitamos muletas.
Cuando adquirimos la capacidad como para hablar desde nuestras propias especulaciones.

Un abrazo

Reaño dijo...

Marga: eso, nos van a pillar haciendo algo malo... y toda revuelta empieza sin manuales...

Mahaya: lamentablemente no seré una mujer de 25 años... pero dicté un tiempo en la escuela secundaria a los 18 y ahora a los 27 dicto en una universidad...
Creo que el núcleo del problema es que, como dices, la escuela se ha vuelto en una suerte de cajón donde los padres mandan a sus hijos y se despreocupan de ellos el resto del día...
¿Qué hacer? Ni idea, salvo que todo caso escolar difícil se soluciona aproximándose al mundo del alumno: quien más insulta, quien más agrede, es quien más quiere comunicarse, aunque no sepa otra manera de hacerlo... entonces, a buscarla, con paciencia y buen humor.

Umma: totalmente de acuerdo... todo educador debe poseer determinadas aptitudes y armas psicológicas. Y recordar que estas cosas se hacen por vocación, lo cual implica entrega, esfuerzo e interés: la verdadera reforma ha de venir de la escuela misma y no del estado.

amelche dijo...

Niños sin escuela.

Nanny Lidia dijo...

Hace muchos años, una amiga me dijo;a los goviernos no les interesa la educacionde sus gentes , cuanto mas ignorancia mas votos.
Ahora, leyendo tu post pienso que es asi, los maestros, profesores y las enfermeras/os. Son la gente mas mal paga de casi todo el mundo.
cosa que nunca estube de acuerdo.

Otro problema es que ahora la gran mayoria de los padres se lavan las manos y los padres que no vimos un programa especial o que no pudimos ir a una fiesta por que el chico andaba mal en la escuela y habia que pasar horas ayudandolo en casa son vistos como bichos raros.

Como consecuencia de unos estudios echos en television , el govierno hizo una prueba, le tomaron a los chicos de año once (chicos de 16 o 17 años) la misma prueba que sus padres tuvieron a esa edad, resultado "solo lo pasaron el 4%", despues de la vergonzosa realidad, van a cambiar el sistema.

Besos Ernesto.

Reaño dijo...

Ana: sí, es una tragedia, pero me pregunto qué es mejor (salvo saber leer o escribir) no tener escuela o tener una mala escuela... a veces, las transmisiones orales no están del todo mal.
Por otro lado, si vamos a construir que sea algo de primera línea donde no existe y reconstruir donde ya lo haya...

Nanny: de acuerdo. Mi padre fue a una escuela pública excelente (estoy hablando de poco más de 60 años atrás desde que empezó) y en ese tiempo la escuela pública se fue al garete... yo fui a una privada.
Una de las cosas, por ejemplo, que la escuela debería retomar sería el privilegio de la lectura sobre lo visual...
(suspiro)

Checha dijo...

Vaya! Cuanto para leer!
Yo estoy convaleciente, así que dejo un besote grande y un saludo, y despué paso a seguir leyendo...
Bechoch

La puta que no te parió dijo...

Peeeeeeeeero!
Yo que venía buscando un buen whisky y que un cantinero encendiera mi cigarrillo este viernes por la noche...
¿Que ha sido del bar que había en estos lugares?
Saludos!

amelche dijo...

Cuando suena el timbre un viernes para salir de clase y acabar la semana, como ayer, tras hablar con un alumno de 12 años cuyo padre se está muriendo de cáncer (armó mucho follón en clase y quise hablar con él cuando todos se habían ido, pero se me puso a llorar y, al final, lo dejé salir porque si no, iba a perder el autobús a su pueblo) y después, en la puerta del instituto, mientras llegaba su madre a recogerlo, con otro de 12 años que tiene distrofia muscular y pronto no podrá andar más que en silla de ruedas, además de alguna bronca con otro por haberle tirado a los ojos polvo de tiza a un compañero, en fin, lo normal de un día o semana de trabajo, pues sí, pienso que se destruyan todas las escuelas del mundo. Pero luego, a las 7.45 am de un lunes y después de conducir de noche durante una hora para ir a trabajar, tal vez bajo la llovizna, tal vez entre una niebla espesa, me quedo en la sala de profesores repasando lo que voy a explicar y esperando el timbre de las 8 para ir a mi clase, que es donde debo estar. Eso es lo único que sé.

Reaño dijo...

Checha: que te mejores... te esperamos!

Biosofía: le bar est mort, vive le bar!

Ana: eso es vocación... es una semblanza muy justa y bella.

Nanny Lidia dijo...

Besos de fin de semana.

cronopio44 dijo...

Reaño, con tu permiso, continúo con el tema en McRaven. Es permiso sobre delito ya cometido, pero espero tu benevolencia a la hora de aplicar merecido castigo... Un abrazo.

Reaño dijo...

Nanny: abrazo.

Cronopio: con todo mi permiso, pero lanzas la conversación a un espacio donde ya no participo...

cronopio44 dijo...

Cierto, no caí en ello... Sorry.