lunes, octubre 23, 2006

Lili Marleen: más allá de la canción del solado

A Marga Sánchez


No es suficiente decir que Lili Marleen va más allá de la simple "canción del soldado". En los años de la guerra de trincheras, un soldado alemán, Hans Leip, redacta una poesía: la despedida frente al cuartel, con el respectivo farol de guardia.
Cuenta la leyenda que el nombre apareció en la síntesis del de su novia, Lili -la hija de un especiero de su ciudad natal- y el de la novia, Marleen, de una amigo suyo.
La música fue compuesta por Norbert Schultze allá por el 1937 e interpretada por primera vez por Lale Andersen, quien se dedicaba a entonar composiciones marineras de Bremerhaven... la canción resultó un fracaso comercial.

Sin embargo, fue incluida en la lista de canciones de Radio Belgrado y dedicada para los Afrika Korps de Rommel (pese a que el Ministerio de Propaganda señalaba que era una canción más sentimental que marcial y que podía desmoralizar a las tropas): el éxito fue arrollador.
Desde allí sería más que una canción del soldado alemán, sería la canción del soldado y más que ello.
Por un hecho particular.
Los soldados hechos prisioneros por los alemanes conocían y gustaban de Lili Marleen. Gracias a las ondas radiales, se hizo conocida y adaptada esta canción que hablaba, por igual, a cada hombre que partía al frente. A fin de cuentas, un soldado es producto de las circunstancias del ejército donde se encuentra.


Cuando las tropas de Eisenhower entraron a París lo hicieron al compás de las notas de Lili Marleen.
Durante una inspección a la División Regenbogen -en 1945, en Tirol- el general se enteró que allí se encontraba allí Hans Leip y quiso conocerlo.
-Tráigame a ese hombre -dijo a su ayudante.
El ayudante informó al general:
-Son las 10, la hora en que suele irse a la cama.
(Por aquellas épocas Leip acostumbraba a acostarse antes de las 21:55 para no caer en la tentación de escuchar Lili Marleen por Radio Belgrado.)
Eisenhower replicó: "No le molestemos entonces, es el único alemán que durante la guerra alegró al mundo entero".




El brillo total, el que solemos reconocer en Lili Marleen se daría con la interpretación de Marlene Dietrich a su arribo a los Estados Unidos.

Esta canción trasciende las banderas, los bandos, las trincheras. Canción de camaradería y de lealtad... un himno para los ejércitos y las guerrillas: para el hombre que marcha sin cesar y enciende un cigarrillo en el halo frágil de la noche, en una vieja linterna.


Ute Lemper: Lili Marleen

I
¶ Vor der Kaserne (Frente al cuartel)
Vor dem großen Tor
Stand eine Laterne
Und steht sie noch davor
So woll'n wir uns da wieder seh'n
Bei der Laterne wollen wir steh'n
Wie einst Lili Marleen. (bis) ¶

II
Unsere beide Schatten
Sah'n wie einer aus
Daß wir so lieb uns hatten
Das sah man gleich daraus
Und alle Leute soll'n es seh'n
Wenn wir bei der Laterne steh'n
Wie einst Lili Marleen. (bis)

III
Schon rief der Posten,
Sie blasen Zapfenstreich
Das kann drei Tage kosten
Kam'rad, ich komm sogleich
Da sagten wir auf Wiedersehen
Wie gerne wollt ich mit dir geh'n
Mit dir Lili Marleen. (bis)

IV
Deine Schritte kennt sie,
Deinen zieren Gang
Alle Abend brennt sie,
Doch mich vergaß sie lang
Und sollte mir ein Leids gescheh'n
Wer wird bei der Laterne stehen
Mit dir Lili Marleen. (bis)

V
Aus dem stillen Raume,
Aus der Erde Grund
Hebt mich wie im Traume
Dein verliebter Mund
Wenn sich die späten Nebel drehn
Werd' ich bei der Laterne steh'n
Wie einst Lili Marleen. (bis)

Frente al cuartel cuando se aleja la noche
La vieja linterna de golpe se alumbra y luce.
En aquella esquina la tarde que aguarda se llena de esperanza
para los dos, Lili Marleen.
(...)

18 comentarios:

Nanny Lidia dijo...

linda cancion!!aunque no la entienda, la historia tambien me gusto.
Besossssssss

ElCortaVenas dijo...

preciosos esos últimos versos rojos...!

Marga dijo...

Canción que acaba con las trincheras cavando otras nuevas, distintas trincheras donde resisten supervivientes, luchando sin pelear: imagino soldados tarareando, soñando sin balas perdidas, con mundos deseados, con la lealtad que da compartir vivencias de miedos y roces codo a codo... eso era Lili Marleen. Y eso debería seguir siendo, cantar la única batalla que interesa: encontrar linternas y esperanza frente a los cuarteles. Y así es, compañero, y así será...

Besosssssss desde la esquina iluminada.

cronopio44 dijo...

Para mí esta canción será siempre la peli de Fassbinder, en los años en que íbamos por ahí devorando sus películas, y las de tantos otros. Es una asociación "puntiaguda",,, Uno de esos dardos que nos quedan, bien clavaditos en las meninges, que nos descubren nuevos rincones del mundo, inabarcables... En fin, en ellos seguimos. Abrazos.

xnem dijo...

La semana pasada vi una película sobre la noche de Navidad del primer año en la I Guerra Mundial. Un caso verídico, ambos bandos a escasos cien metros de trinchera a trinchera deciden hacer un alto el fuego por su cuenta. También había un video clip de Paul McCartney que reproducía el partido de futbol que se marcaron en el frío campo de batalla. La primera foto de tu poost me recuerda mucho, entre los soldados había un cantante de ópera alemán, es el que inicia la fugaz paz.

Checha dijo...

Me gustó mucho la historia, y me gustó tener ganas de más.
Saludos!

Reaño dijo...

Nanny: es una gran historia, definitivamente!

Elcortavenas: gracias por la visita. Versos rojos como la sangre misma.

Marga: así sea compañera... nada más que agregar: así serán todas las batallas.
Desde la esquina iluminada.

Cronopio: esos dardos son los que nos hacen seguir, mostrando la vida en toda la piel.

Xnem: las canciones, sea a la luz de los leños o entre las trincheras dan esa sensación estática... pacífica.

Checha: gracias! me alegra saberte por aquí.

Pam dijo...

Esta canción siempre me puso los pelos de punta.

Umma1 dijo...

Es cierto que a los soldados les toca el frente de sus circunstancias.

Y que los hombres son mejores de lo que aparentan. Se cuenta que la primera vez que se usaron las armas químicas, los soldados franceses que acababan de arrojarlas a las trincheras alemanas, viendo los efectos, abandonaron las suyas y fueron a auxiliar a los "hombres" del otro frente.

También que la música permite acercarse a la obra de autores que como personas causarían asco.

Reaño dijo...

Pam: gran canción, ¿no?

Umma: la música permite ver grandezas en tipos como Wagner, o el mismo Norbert Schultze... permite borrar, a veces, nuestro "narcisimo de las pequeñas diferencias"
a veces

Marga dijo...

Que tu trasto no me deja dejar comentario!!

Y andaba yo pensando... habrá faroles en Andrómeda? tú que crees?

Sir Faxx von Raven dijo...

ah marlene, o marleen, cualquiera de las dos. y bueno ute, no hay ni que decirlo. porque en el fondo todos los soldados clamamos por hermosas mujeres.

Reaño dijo...

Marga: lo creo, fervientemente...

Sir Faxx: eso es ciertos, clamamos por aquella Dulcinea que se esconde y muestra...

mahaya dijo...

Es que habla de algo que todos entendemos.

AMAPOLA dijo...

Esta es la canción favorita del Dictador Pinochet, sin duda va a sonar en su funeral que esperamos sea muy pronto...

Reaño dijo...

Mahaya: muuu cierto...

Amapola: canción que trasciende la miseria misma de Pinochet.

Anónimo dijo...

Vaya!! Esta cancion encierra el amor y la esperanza que todo soldado siente cuando deja su patria para enfrentar a otros que a su vez tambien sienten esa necesidad de saber que su amada y su tierra los esperara a su llegada, por eso todos ellos se han identificado con este hermoso himno como lo es Lili Marlen. Una persona muy especial para mi me dijo que buscara informacion sobre este tema y ahora ya entiendo mejor lo que el me ha dado a entender, Gracias por ayyudarme besitos: Citlalli

Lili Marlene dijo...

Oh... que genial!
Hay tantas historias que no sabia que encierra mi nombre, 17 años y apenas me entero! buuu...
más cultura :)
gracias por la info.