lunes, octubre 09, 2006

Una milonga para Paco Bendezú


Para los amigos de otras latitudes, quienes pudiesen no conocerlo, dejo esta semblanza de Paco Bendezú (1928-2004), en palabras de otro poeta peruano, Marco Martos:

Francisco Bendezú es uno de los grandes líricos del siglo XX. Estudió en el colegio La Recoleta de Lima y tiene por esa razón un cariño entrañable por la lengua francesa. Más tarde hizo estudios en la Universidad de San Marcos donde se doctoró en Letras. En 1953 viajó a Italia y fue discípulo de uno de los mayores poetas italianos: Giusseppe Ungaretti. Publicó en 1960 una plaquette titulada Arte menor y en 1961 Los años, libro que reúne su producción entre los años 1946 y 1960. Después hubo que esperar hasta 1971 para que el poeta se decidiese a dar a luz Cantos, bellísimo libro de poemas de amor. Finalmente el poeta ha publicado en 1983 El piano del deseo, un pequeño libro que es, a nuestro juicio, lo mejor de su producción.

Mallarmé, uno de los poetas admirados por Bendezú, decía que la poesía necesita recuperar el territorio de lo sagrado. Para el poeta francés, en su escritura, la religiosidad se recuperaba usando las palabras no en el primer sentido de diccionario, sino en la virtualidad de los otros sentidos. Bendezú, que conoce bien la propuesta de Mallarmé, la dota de otra originalidad. Ningún otro poeta peruano como él, salvo Vallejo, utiliza tantas palabras que pueden parecernos difíciles a muchos. Pero esa valla es una invitación a la actividad del lector, convierte a la comunicación literaria en algo creativo, nos obliga a consultar diccionarios, a mejorar el bagaje de nuestros conocimientos lingüísticos.

Roberto Paoli, adelantando en la lectura de Bendezú, ha señalado, en su libro Estudios sobre literatura peruana (Firenze, 1985), el tono hiperbólico de la poesía de Bendezú, el lujo verbal, el abrazo de palabras con que cubre a la amada. El origen de la poesía de Bendezú, el más remoto, está en la tradición árabe de los sufíes, ese vasallaje frente a la mujer; está también en relación con la poesía provenzal, con una parte de la poesía de Dante y de Petrarca. Siervo, vasallo de la mujer, Bendezú entremezcla, muy entrelíneas, reproches a la amada, cumpliendo la vieja ley de que el amor se une con el odio en toda apetencia humana. La poesía Bendezú logra desprenderse de la biografía del poeta y ser una vox de las más representativas de la lengua castellana.


Y para muestra el siguiente poema:


TWILIGHT

A Mercedes

Yo soy el granizo
que entra aullando
por tu pecho desquiciado.

Soy tu boca.

Yo atesoré a ras del sueño,
debajo de las horas,
el latido de tus pasos por el polvo de Santiago,
y tu densa fragancia de magnolia,
y tu lenta cabellera
con perfil de éxtasis o algas,
y el ardor fulmíneo de tus ojos, que de noche,
como naves sobre el mar,
la bruma iluminaban.

Como guijarros en la playa,
o nostálgicos boletos entre cintas y violetas olvidados,
enterré en mi corazón la línea de tu frente,
la piedra gastada de tus codos, tus sílabas nocturnas,
el fulgor de tus uñas, tus sonrisas,
la loca luz de tus sienes.
¿No sientes trasminar mi dolor a través de tu cuchara?
Mi memoria quedó tal vez en ti
como las ediciones vespertinas
en las bancas de los parques deshauciadas.

Tu sombra es mi tintero.
Juventud.
¡Juventud mía!
¿Qué tumbos socavaron
la torre más alta de mi vida?

¡No habrá nunca
hilo más puro
que tu larga mirada
desde lo alto de las escaleras,
ni lampo de poeta comparable
a la curva nevada de tus dientes!
Cantaba la mañana
en las pálidas cortinas y la hierba.
El tiempo cintilaba en tus vidrieras
como sólo una vez el tiempo parpadea.
Ya no estás entre las flores. Ni volverás
jamás a estarlo. ¿Qué tu amor sino labios
que escrituras en el viento fueron?

¡Yo quiero que me digan
si el amor, como los pájaros,
se va a morir al cielo!

Me acuerdo de una noche de trenzas y peldaños,
y óxido, y collares,
me acuerdo, como ayer, de lo futuro.

¡Quiero acuñar, como el otoño,
medallas en las calles,
o beberme llorando tu ausencia en los teléfonos,
o correr, correr a ciegas por
los tejados de todas las ciudades
hasta perderme para siempre o encontrarte!

¡Otra vuelta estar contigo!
¡Oh día de verano
extraviado en alta mar
como una mariposa!
Contra el flujo incoercible de los años
los días, uno a uno,
absurdamente buscan tu lámpara en las sombras,
no la penumbra, no el espejo de la muerte,
sino el cristal de la esperanza:
tu ventana que sólo está en la Tierra.

¡Aspersiones de ceniza para tu boca cerrada!
Otra vez tengo veinte años, y sonámbulo, y en llanto
a la puerta de tu casa estoy llamando,
al pie de tu reja, como antaño,
bajo la lluvia sin telón ni máscaras ni agua.
¡Oh zumbantes calendarios
que en vano el cierzo,
como a encinas,
deshojara!

¡No me digas que te quise! Te quiero.
Te debía este lamento, y aunque un grito
mi sangre apenas sea,
también te lo debía: un solo interminable
de un corazón en las tinieblas.

(De Cantos)

20 comentarios:

amelche dijo...

Gracias por traernos a tus poetas patrios, desconocidos para nosotros.

Pam dijo...

Ey, estoy con Amelche. Otra perla que añadir a la gran fila de poetas allén de los mares....
"Otra vez tengo veinte años, y sonámbulo, y en llanto a la puerta de tu casa estoy llamando". Precioso...

Marga dijo...

Uffff es genial!! me encanta ese alud de palabras, pesan sobre los ojos! no sabría con cual de todo los versos quedarme...

Buscaré más poemas de él!!

Y me gusta eso que dices sobre convertir la comunicación literaria en algo creativo... también pienso que es necesario que a veces sea "difícil", si el poeta es bueno, claro!

Besosssss verdes en espiral.

Patricio Schmidt dijo...

Viva Bendezú, Vallejo y los otros!
Viva la poesía!
Amigo Ernesto, gracias por tus amables palabras con respecto a Huinay, el pequeño corto Aymara.
Adoro Lima y siento por el pueblo peruano un enorme cariño y una admiración de siempre, ya es hora que nos vayamos hermanando, no crees?

Reaño dijo...

Ana: y este no ha de ser el último ¿eh?
=)

Pam: todos estos poetas que son tan nuestros, que hablan en el idioma que nos une, a los sentimientos todos...

Marga: eso es Maja Republicana! que venga el aludo de palabras... por cierto, la semblanza es de Marco Martos...
Besos de verde ruta.

Patricio: gracias por pasar por aquí! Tu corto es una obra de arte y no es amabilidad sino reonocimiento a ello.
Yo tengo grandes ganas de conocer Santiago, aparte de una gran admiración por Allende.
Yo creo que cada vez nuestros países van a integrarse más. Por mi parte, siento una gran estima por Chile, por una historia que tiene más de común que algún altercado del pasado, por encima del cual siempre debemos mirar.
Un abrazo!

Umma1 dijo...

Qué magnífico poema!!
Uno del amor adulto, el que volvió páginas y regresa.
Hay edades pra la poesía y temporadas.
Formas maduras, a veces desencantadas, pero no menos apasionadas y desgarradas.
Muchas gracias, no conocía al poeta.
Besos

Noa- dijo...

Gracias por acercarnos la cultura.

Venir a tu casa es siempre aprender.

Saludos

Marga dijo...

He vuelto a leerlo... jajajaja. Sigo intentando quedarme con un verso, esta vez le toca a "la piedra gastada de tus codos" pero cada vez que lo leo de nuevo es uno distinto asi que... aysss

cronopio44 dijo...

¡Yo sí sé con qué verso me quedo!: "o beberme llorando tu ausencia en los teléfonos". Creo que a todos se nos quedó alguna vez la imagen fija de un teléfono metido entre ceja y ceja, de tanto mirarlo en esas tardes en que, para acabarlo de arreglar, llovía, y el muy hijo'e su madre seguía negándose a sonar... A esto le llamo yo ajustar cuentas con el pasado: "Otra vez tengo veinte años, y sonámbulo, y en llanto a la puerta de tu casa estoy llamando".

Nosferatu dijo...

es un placer leer el ritmo de otras tierras, el ondular de sus letras, los engranajes de sus sueños.

me kedo a saborearlo de nuevo.

un abrazo.

MaleNa dijo...

Como me gusta el ritmo de sus letras.

Es un gotan sin dudas, falta que Piazzola desde arriba le dibuje la musica.

Merci Hermano.

Nanny Lidia dijo...

Besitos de viernes , quelindo yo no lo conocia.

xnem dijo...

Señor milonguero pase por casa a tomar una rica cerveza africana y olvide que hoy en viernes trece eso solo pasa en las pelis americanas, aquí nos gusta mas el martes 13.

grandchester dijo...

Maravilla de poema.

AMAPOLA dijo...

VIVA LA POESÍA¡ ¡¡ ¡
http://degustacionpoetica.blogspot.com

Rain dijo...

Romántico en la lìnea d elos notables.

Gracias por esta entrega, con el poema supremo.

salute.

Groveralberto dijo...

Que chevere se siente el poema cuando el poeta deja que el lector llegue hasta el final.

Anónimo dijo...

Sin duda es el mejor escrito de amor en la historia de la poesía peruana

Anónimo dijo...

Definitivamente es el mejor poema de la historia poetica peruana. Grandioso.

Anónimo dijo...

mmmmmmmmmm, creo que hay cambiadas algunas palabras...pero no importa, el poema, paco, son la gloria....mil gracias por compartir algo tan bello con el mundo........