jueves, junio 29, 2006

Bar McRaVeN: escenarios surrealistas del trabajo enajenado, cuando todo el mundo es verde y César Moro escribe en español...

Hay que meterse en la transmédula de la enajenación para saber lo que es Dadá... bien lo saben los distinguidos contertulios del Bar McRaVeN. Hay que instalarse en el fondo mismo del "Yo es Otro" rimbaudiano para conseguirlo. Para llegar a tan magna cúspide, yo, particularmente, por estos días, elegí ponerme a... trabajar.
Los amigos sabrán lo que opino de la noble y dignificante acción de "laborar", pues están, a modo de ondeantes banderas las dos frases de Wilde al inicio de este blog que resumen vivamente mi opinión.



Siendo Dadá un estado demasiado elevado del espíritu, dudú, dodó y didí, nos pondremos un escalón más abajo, vale decir, suprarreales, condición que tambié posee, en esencia, el trabajo. Condición del castigo divino luego de la expulsión del paraíso (aunque crea, como Sloterdijk, que el verdadero castigo vino con Babel)
Babel
Sloterdijk
Babilonia
Papalote
Sltrdjk y tendrás una verificación de palabra de blog
frog
dog
y como decía Sir Faxx: "(eat your dog) & eat your friend".
Entonces y sólo entonces leamos la Torá
Tarí
Tralá
Tora-Tora-Tora...






Uno de los surrealistas peruanos más importantes (quien formase parte del mismo círculo de Breton) es César Moro. Este autor escribió toda su obra en francés, salvo un poemario: La tortuga ecuestre. Vaya un poema de él:


A VISTA PERDIDA

No renunciaré jamás al lujo insolente al desenfreno suntuoso de pelos
como fasces finísimas colgadas de cuerdas y de sables

Los paisajes de la saliva inmensos y con pequeños cañones de
plumas-fuentes

El tornasol violento de la saliva

La palabra designando el objeto propuesto por su contrario

El árbol como una lamparilla mínima

La pérdida de las facultades y la adquisición de la demencia

El lenguaje afásico y sus perspectivas embriagadoras

La logoclonia el tic la rabia el bostezo interminable

La estereotipia el pensamiento prolijo

El estupor

El estupor de cuentas de cristal

El estupor de vaho de cristal de ramas de coral de bronquios y de
plumas

El estupor submarino y terso resbalando perlas de fuego impermeable
a la risa como un plumaje de ánade delante de los ojos

El estupor inclinado a la izquierda flameante a la derecha de columnas
de trapo y de humo en el centro detrás de una escalera
vertical sobre un columpio

Bocas de dientes de azúcar y lenguas de petróleo renacientes y
moribundas descuelgan coronas sobre senos opulentos bañados
de miel y de racimos ácidos y variables de saliva

El estupor robo -de estrellas gallinas limpias labradas en roca y tierna
tierra firme mide la tierra del largo de los ojos

El estupor joven paria de altura afortunada

El estupor mujeres dormidas sobre colchones de cáscaras de fruta
coronadas de cadenas finas desnudas

El estupor los trenes de la víspera recogiendo los ojos dispersos en
las praderas cuando el tren vuela y el silencio no puede seguir
al tren que tiembla

El estupor como ganzúa derribando puertas mentales desvencijando
la mirada de agua y la mirada que se pierde en lo umbrío de la
madera seca Tritones velludos resguardan una camisa de mujer
que duerme desnuda en el bosque y transita la pradera limitada
por procesos mentales no bien definidos sobrellevando
interrogatorios y respuestas de las piedras desatadas y feroces
teniendo en cuenta el último caballo muerto al nacer el alba de
las ropas íntimas de mi abuela y gruñir mi abuelo de cara a la
pared

El estupor las sillas vuelan al encuentro de un tonel vacío cubierto
de yedra pobre vecina del altillo volador pidiendo el encaje y
el desagüe para los lirios de manteleta primaria mientras una
mujer violenta se remanga las faldas y enseña la imagen de la
Virgen acompañada de cerdos coronados con triple corona y
moños bicolores.

La medianoche se afeita el hombro izquierdo sobre el hombro derecho
crece el pasto pestilente y rico en aglomeraciones de minúsculos
carneros vaticinadores y de vitaminas pintadas de árboles de
fresca sombrilla con caireles y rulos

Los miosotis y otros pesados geranios escupen su miseria

El grandioso crepúsculo boreal del pensamiento esquizofrénico

La sublime interpretación delirante de la realidad

No renunciaré jamás al lujo primordial de tus caídas vertiginosas
oh locura de diamante

De "La tortuga ecuestre" 1936-1939

Estando dados los astros y los geranios, queridos amigos, contertulios, camaradas, les pido que abaniquen los párpados izquierdos poniendo atención a la última palabra pre-frontal. Entonces, surrealmente, escriban, beban, comenten, con sus vasos de moloko-plus y zambúllanse en el mar del sonido, de la piedra, de árbol que arrastra sus cabellos:

¡salud! y All the world is green:



domingo, junio 25, 2006

Sobre las vicisitudes de la Izquierda y la banalización política: ideas sueltas...



(...)

Una de las cosas a las que hay que adaptarse, luego de un tiempo fuera, es la escena política nacional.
Después de unas difíciles elecciones, el Perú parece recobrar un calma relativa. Relativa, en si consideramos los vaivenes de la región.

Siendo una persona de izquierda hay cosas que no pueden dejar de inquietarme. Por ejemplo, el supuesto liderazgo de Hugo Chávez en América Latina, más aún si ciertos sectores anquilosados de la izquierda lo consideran dentro de sus filas.
Más aún si contemplamos a Evo Morales nacionalizando los hidrocarburos para entregárselos a Venezuela. Más aún si lo que se considera izquierda en muchos casos no es más que mero populismo.
Que Chávez sea un hombre de izquierda es errado. Incluso si exhibe a un cuasi momificado Castro como para arrogarse un halo de luchador social a la sombra del viejo dictador.
No. Chávez es un populista y los populistas nunca han sido un problema serio, en la región, para los Estados Unidos. Mientras el petróleo venezolano siga llegando puntualmente a USA, dejarán que Chávez farfulle por horas en su programa televisivo o radial y que insulte a quien quiera, de todas formas, paga por ello al Imperio que dice combatir.

El pensador francés, Cornelius Castoriadis, señalaba hace algunos años que vivimos en una era del "avance de la insignificancia": la cultura del lobby ha suprimido los grandes discursos programáticos. Las presentaciones estéticas del líder sustituyen al discurso. Una época de banalización de la política en pro de un pensamiento tecnocrático-gerencial, a los que los políticos "profesionales" han contribuido al abusar de la "langue de bois" (lengua de palo), del discurso ampuloso pero vacío en sus fibras internas.

Como resultado, los electores no demandarán a los políticos mas que simples y cómodas promesas que no enturbien el día a día. El elector, entrampado también en la lógica de lo insignificante, se dejará guiar sólo por los tamices políticos, los usos y costumbres del gobernante... pero no se interrogará por si hay un programa de fondo, una idea que perseguir y dónde encaja el político en el orden de las cosas y los significado, que devenir supone para el entorno: dónde se inscribe más allá del aquí y ahora.

Pero aún se puede seguir, modificar, renovar y combatir. Un mundo en parálisis, estático, a la larga quedará descentrado de su propio eje. La solidaridad es una conquista del espíritu, del Yo, es un logro por el que vale luchar.
Para siempre.

(Dedicado a Clara Vasco, por hacerme recordar lo oportuno de este poema y de varios sentires)

ALLENDE

Mario Benedetti

Para matar al hombre de la paz
para golpear su frente limpia de pesadillas
tuvieron que convertirse en pesadilla,
para vencer al hombre de la paz
tuvieron que congregar todos los odios
y además los aviones y los tanques,
para batir al hombre de la paz
tuvieron que bombardearlo hacerlo llama,
porque el hombre de la paz era una fortaleza
Para matar al hombre de la paz
tuvieron que desatar la guerra turbia,
para vencer al hombre de la paz
y acallar su voz modesta y taladrante
tuvieron que empujar el terror hasta el abismo
y matar mas para seguir matando,
para batir al hombre de la paz
tuvieron que asesinarlo muchas veces
porque el hombre de la paz era una fortaleza,
Para matar al hombre de la paz
tuvieron que imaginar que era una tropa,
una armada, una hueste, una brigada,
tuvieron que creer que era otro ejercito,
pero el hombre de la paz era tan solo un pueblo
y tenia en sus manos un fusil y un mandato
y eran necesarios mas tanques mas rencores
mas bombas mas aviones mas oprobios
porque el hombre de la paz era una fortaleza
Para matar al hombre de la paz
para golpear su frente limpia de pesadillas
tuvieron que convertirse en pesadilla,
para vencer al hombre de la paz
tuvieron que afiliarse siempre a la muerte
matar y matar mas para seguir matando
y condenarse a la blindada soledad,
para matar al hombre que era un pueblo
tuvieron que quedarse sin el pueblo.

viernes, junio 23, 2006

Bar McRaVeN: o La importancia de llamarse Ana o todos somos Teacher

(Para variar, Blogger no me deja subir imágenes...)

Contertulios del Bar McRaVeN, este bar lleva el sello de el equivalente de Baco en Irlandés (si alguien lo sabe, favor de decirlo), este es un aquelarre cívico-patriótico-poético-dadá-beodo, en conjuro por nuestra Teacher Ana que ha de enfrentarse en singular batalla en pocos días... a ella va el Bar de Hoy, con algún poema y fragmento de película que espero sean del agrado de la homenajeada...

Whispers of Immortality (T.S. Eliot)

WEBSTER was much possessed by death
And saw the skull beneath the skin;
And breastless creatures under ground
Leaned backward with a lipless grin.

Daffodil bulbs instead of balls 5
Stared from the sockets of the eyes!
He knew that thought clings round dead limbs
Tightening its lusts and luxuries.

Donne, I suppose, was such another
Who found no substitute for sense, 10
To seize and clutch and penetrate;
Expert beyond experience,

He knew the anguish of the marrow
The ague of the skeleton;
No contact possible to flesh 15
Allayed the fever of the bone.
. . . . .
Grishkin is nice: her Russian eye
Is underlined for emphasis;
Uncorseted, her friendly bust
Gives promise of pneumatic bliss. 20

The couched Brazilian jaguar
Compels the scampering marmoset
With subtle effluence of cat;
Grishkin has a maisonette;

The sleek Brazilian jaguar 25
Does not in its arboreal gloom
Distil so rank a feline smell
As Grishkin in a drawing-room.

And even the Abstract Entities
Circumambulate her charm; 30
But our lot crawls between dry ribs
To keep our metaphysics warm.




Ahora, un pequeño paso por la realidad política de este continente, sólo para luego ponernos Irish con los buenos de Cranberries (alguien sabe qué fue de ellos?)





Y vaticinando el día 26, va esta canción: ¡Ana, todos estamos contigo!

martes, junio 20, 2006

Un dromedario se balanceaba...


Creo que alguna vez lo leí en un vagón del metro de la línea 6 de París, aunque, esta versión, según los cronistas, puede ser desmentida.
Puede haber sido un susurro en un bar o un grito descolgado del techo: con chal de araña.
Algo decía que mi vida había sido, durante muchos años, trámites, salvoconductos, cartas de inmigración...
y una breve pincelada de país azul asfalto.

Hoy, en un recodo de otoño, un dromedario se acercaba a mí al bajar del columpio.

domingo, junio 18, 2006

Lust for life

Qué bello es el arte, si uno tan sólo puede recordar lo que ha visto, nunca estará sin alimento para el pensamiento o verdaderamente sólo, nunca sólo.

Vincent Van Gogh




Quizá la principal ventaja de las biografías llevadas al cine, es que uno puede contar determinadas cosas sin temor a arruinar el final, sobre todo si se trata de un personaje sobre el que ha corrido tanta tinta como Van Gogh.

Realizada en 1956, Lust for life (traducida hórridamente en España como El loco del pelo rojo) basa su guión en la novela de Irving Stone y cuenta con Kirk Douglas en el papel de Van Gogh y Anthony Quinn en el de Gaugin.

Hace unos meses, conté aquí que por 4 años, mientras hacía la licenciatura de psicología, fui asistente de un psicoanalista. Uno de los tópicos que él estudiaba era el de Psicoanálisis y Arte. Para redactar algunas cosas leí completas las cartas a Théo, buscando la teoría del color que movía el genio creador de Vincent. Desde allí sentí una ternura profunda, fraterna para con el pintor holandés. El año pasado reconfirmé ello cuando vi, por primera vez, el clásico del que hoy hablamos y que he vuelto a ver ayer.

El tema de la muerte es bellamente expuesto, merced a un cuadro del segador en el campo de trigo: la muerte es el campesino con hoz, pero transcurre en un ambiente tranquilo, pues es una muerte que ocurre durante el día, plena de sol. Distinta, claro, a las palabras agónicas de Vincent repitiendo, "es imposible".

El día de su muerte, llevaba en su bolsillo la siguiente carta dirigida a su hermano:

Mi querido hermano:

Gracias por tu buena carta y el billete de 50 francos que contenía. Ya que esto va bien, que es lo principal, ¿por qué insistiré sobre cosas de menor importancia? ¡a fe mía!... antes de que haya oportunidad de hablar de asuntos con la cabeza mas reposada, pasará probablemente mucho tiempo. Los otros pintores, piensen lo que piensen, instintivamente se mantienen a distancia de las discusiones sobre el comercio actual. Porque aunque, la verdad es que sólo podemos hacer que sean nuestros cuadros los que hablen, mi querido hermano, añado que siempre te he dicho - y te vuelvo a decir otra vez con toda la gravedad que pueden dar los esfuerzos del
pensamiento asiduamente fijo para tratar de hacer tanto bien como se pueda - te
vuelvo a decir que yo consideraré siempre que tú eres algo más que un simple
marchand de Corot, y que por mediación mía tienes tu parte en la producción
misma de ciertas telas que aun en el desastre guardan su calma.

Porque nosotros estamos aquí y esto es todo o por lo menos lo principal que puedo tener que decirte en un momento de crisis relativa. En un momento en que las cosas
están muy tirantes entre marchands de cuadros de artistas muertos y de artistas
vivos.

Pues bien, mi trabajo; arriesgo mi vida y mi razón destruida a medias – bueno - pero tú no estás entre los marchands de hombres, que yo sepa; y
puedes tomar partido, me parece, procediendo realmente con humanidad, pero, ¿qué quieres?

viernes, junio 16, 2006

Bar McRaVeN con Pisco y renaceres

Por alguna extraña razón, Blogger no me deja subir fotos... esperamemos, entonces...

Queridos contertulios todos... Hoy abre el Bar McRaVeN luego de un paseo en moto por las calles de Lima y una bienvenida pletórica de pisco brindada por Sir Faxx... entonces, puede decirse, que he vuelto a nacer... Y como Clara me decía hace unos días que no conocía este video de Molotov, allí va:



Estas cuestiones de adaptarse a los nuevos ritmos biológicos es una tarea paciente... a veces, pienso que es más tarde de lo que es y, viceversa... pero nada que un buen brandy no pueda solucionar... y, claro, el buen Dylan...



Y para darle un toque de velada poética, pongo algo de Westphale (va para ti, Marga)

ANDANDO EL TIEMPO
Andando el tiempo
Los pies crecen y maduran
Andando el tiempo
Los hombres se miran en los espejos
Y no se ven
Andando el tiempo
Zapatos de cabritilla
Corriendo el tiempo
Zapatos de atleta
Cojeando el tiempo
Con errar de cada instante y no regresar
Alzando el dedo
Señalando
Apresurado
Es el tiempo y no tiene tiempo
No tengo tiempo
Mostrar la libreta
Todo en orden
Por aquí a la aventura silencio cerrado
Por allá a la descompuesta inmóvil móvil
Ya llega y tarda
Y se olvida
Por acá con boca falsa y palabras de otra hora
El pañuelo nuevo y pronto
Para el adiós
Adiós y no ha llegado
Ésta es la señal
El tiempo
Casi no es niño
Pero flor no es
Casi
Cuando está sobre un árbol
Se divisa el paisaje la estrella
Los zapatos
Osamentas de pescado
Y el ojo llena el horizonte
El tiempo
Aunque cojee y se hiera y se lamente
Prohibido
No te hagas tan silencio
La nube sabe de otro lugar
Son las escaleras que bajan
Porque nadie sube
Porque nadie muerde la nuca
Sino las flores
O los pies llagados
Andando y sangre de tiempo
Gotas de lluvia el torrente
La mano llega
Éste es su destino
Llegar el tiempo
Se devuelve y usted sabe más
Estaba junto al silencio
Estaba con ojos pequeños
La mano a lo desierto
El pie a lo ignorado
Indudable
Los huesos prestados podían ser míos
Si un leve signo no dijera
Y no decía
Alzada levantada
Me doy a tu más leve giro
Al amor de las pestañas
A lo no dicho
Vértigo
Te temía sin noche y sin día
Aunque no regreses
Por la marcha de mis huesos a otra noche
Por el silencio que se cae
O tu sexo

Y, pensando en Sir Faxx, gran amante de este video, llega la musa... y, con ella, les pido que se sirva a borbotones indiscretos, que no tengan mayores contemplaciones, que rompa y que, primero, ante todo, como decía el sabio occidental Charly García, primero: Chipi Chipi...

miércoles, junio 14, 2006

De los pagos de Cronos


Los retornos eternos... la piel que se deja en los muros, las manos que recogen, nuevamente, los soles del asfalto.

Bukowski decía: yo he nacido para robar flores de las avenidas de mi muerte.

Hoy comprendo mucho esta frase. Mientras el cielo gris otoñal se despereza con la garúa hay algo en mis entrañas que se acomoda al discurso de los nuevos días. Un discurso de viejos edificios, de construcciones que desconocía, de cafés y bares que ya no existen y de otros que aparecen sin saludos.
Sin mayor ceremonia.

Dos días ya y puedo decir que mi reloj biológico está ya adecuado, que la estación se corresponde con las nobles causas del deseo y que hay un estanco donde aún es posible separar un paquete de vida.
Un incienso de tiempo.

Todo retorno es crucial, y toda vida es la prolongación de una serie de vueltas, adioses, saludos, repetidos tantas veces y otras tantas vueltos a pronunciar.
Como un salmo.

Y en el mundo de los enunciados, en el mundo donde el yo toma por asalto las frases, hay espacio para discurrir...
Día tras día.

lunes, junio 12, 2006

Lima, 3: 00 am


La densa capa de nubes estrato rumoreaba la vista... atrás, el cielo Atlántico, desde la ventanilla, con la Luna saboreando el ala del avión y un recuerdo de Saint-Exupéry en Piloto de Guerra.
He allí el mar y las luces de la ciudad, el mar temblando y engendrando el puerto, las casas, la vida y el avión mismo. Entonces todo el fuselaje era piel y el viento de madrugada un aullido fino con sorbo a neblina.

3:00 am. Calles vacías y pistas danzadas de rocío. Humedad de 94% y el corazón en barómetro queriendo aspirar el callado crimen del retorno.
Del regreso.
De la bandera que se iza otra vez en alguna casa. Desde donde partes, siempre.
Ir
Volver
Regresar
todo ello se curza en una dirección y en todos los sentidos.

Entonces sé que el espíritu vive en muchas partes y que este cuerpo que se funde en él, va dando trancos, tratando de rescatar sus fragancias.
Siempre.

sábado, junio 10, 2006

Rumbo a Lima

La hora arrecia, la vida de aeropuertos detenida. Los ríos de antaño, los parises en flor, los rediles de empedrado sobre una hoja voladora.
El pañuelo se agita. El corazón se recubre de pasión nuevamente. En los andenes estallan botellas de vino.
Dos días más y el otoño será mío, mío el viento y una caricia...
Esperando el abrazo definitivo.
Y un voz, bajita, diciendo: (...) ¿vuelves?

viernes, junio 09, 2006

Bar McRaVeN desde la clandestinidad


Camaradas y contertulios todos... arrancando tiempo al tiempo y, con la complicidad siempre amable de Ana y Xnem a quienes dejo las llaves, se abre el Bar McRaVeN desde el penúltimo día antes del retorno. He vuelto de unos días parisinos cargados de recuerdos y del Sena, de puentes, bares, barrios y querencias...
Alguien me dijo que París era para mí como una mujer... y, es cierto, muy cierto, por ello, va esta canción del Sabina para París...



Y, claro, con ánimo galo pongamos algo ad hoc





Considerando que mi disco duro y otras partes de mi PC están en no-sé-cuántas-maletas, escojo una canción para que no se amilanen en romper nada... y, nada más, agito el pañuelo, nos vemos en Lima!

viernes, junio 02, 2006

Hasta pronto!


Queridos amigos...

en breve mi conexión a Internet, aquí, desaparecerá...

Parto a París hasta el 9 de abril y tomo el avión a Lima el 11... El 9 postearé Bar, desde donde esté... y se quedan con las llaves, Xnem y Ana.

Espero poder escribir algo el 12 ó 13.

Es una semana de viajes y de enterarme, este domingo, quién gobernará mi país... Veremos...

Sigan brindando en el bar... que es su espacio, para ustedes...

...

Y pronto, hasta pronto mis amigos...



Chanson pour l'auvergnat (G. Brassens)

Elle est à toi cette chanson (Es para ti esta canción)
Toi l'Auvergnat qui sans façon (tú el auverñés (de la región de Auvergne) que sin razón)
M'as donné quatre bouts de bois (me diste cuatro trozos de leña)
Quand dans ma vie il faisait froid (cuando en mi vida reinaba el frío)
Toi qui m'as donné du feu quand (tú que me has dado el fuego cuando)
Les croquantes et les croquants (las campesinas y los campesinos)
Tous les gens bien intentionnés (todas las personas bienintencionadas)
M'avaient fermé la porte au nez (me habían tirado la puerta en la cara)
Ce n'était rien qu'un feu de bois (no era más que un fuego de leña)
Mais il m'avait chauffé le corps (pero me había calentado el cuerpo)
Et dans mon âme il brûle encore (y en mi alma quema aún)
A la manièr' d'un feu de joie (al modo de un fuego de alegría)

Toi l'Auvergnat quand tu mourras (Tú, auverñés, cuando mueras)
Quand le croqu'mort t'emportera (cuando el sepulturero te lleve)
Qu'il te conduise à travers ciel (que te conduzca a través del cielo)
Au père éternel (al padre eterno)

Elle est à toi cette chanson (Es para ti esta canción)
Toi l'hôtesse qui sans façon (tú la posadera que sin razón)
M'as donné quatre bouts de pain (me dio cuatro trozos de pan)
Quand dans ma vie il faisait faim (cuando en mi vida moraba el hambre)
Toi qui m'ouvris ta huche quand (tú que me abriste tu despensa cuando)
Les croquantes et les croquants (las campesinas y campesinos)
Tous les gens bien intentionnés (todas las personas bienintencionadas)
S'amusaient à me voir jeûner (se divertía en verme ayunar)
Ce n'était rien qu'un peu de pain (no era más que un poco de pan)
Mais il m'avait chauffé le corps (pero me había calentado el cuerpo)
Et dans mon âme il brûle encore (y en mi alma quema aún)
A la manièr' d'un grand festin (al modo de un gran festín)

Toi l'hôtesse quand tu mourras (Tú, la posadera, cuando mueras)
Quand le croqu'mort t'emportera (cuando el sepulturero te lleve)
Qu'il te conduise à travers ciel (que te conduzca a través del cielo)
Au père éternel (al padre eterno)

Elle est à toi cette chanson (Es para ti esta canción)
Toi l'étranger qui sans façon (tú el extranjero que sin razón)
D'un air malheureux m'as souri (con un aire desdichado me sonreiste)
Lorsque les gendarmes m'ont pris (cuando los gendarmes me apresaron)
Toi qui n'as pas applaudi quand (tú que no aplaudiste cuando)
Les croquantes et les croquants (los campesinos y las campesinas)
Tous les gens bien intentionnés (todas las personas bienintecionadas)
Riaient de me voir emmener (reían al verme llevar)
Ce n'était rien qu'un peu de miel (no era más que un poco de miel)
Mais il m'avait chauffé le corps (pero me había calentado el cuerpo)
Et dans mon âme il brûle encore (y en mi alma quema aún)
A la manièr' d'un grand soleil (al modo de un gran sol)

Toi l'étranger quand tu mourras (Tú el extranjero, cuando mueras)
Quand le croqu'mort t'emportera (cuando el sepulturero te lleve)
Qu'il te conduise à travers ciel (que te conduzca a través del cielo)
Au père éternel (al padre eterno)

jueves, junio 01, 2006

Bar McRaVeN: a un día de partir...


Damas y caballeros, contertulios irredentos de Dudú y del himno presocrático de este bar... Bar McRaVeN abre hoy antes de que el barman parta... Mañana pondré un post sobre eso... entretanto, sigan confiados en que el viernes 9 habrá post de este bar, acaso sin mí pero dejándoles las llaves a Xnem y/o a Amelche, quienes ya tienen experiencia en estos menesteres...

Entonces va esta canción, escanciada en copa de Cristal de Bohemia, pensando en una dama que la merece y para quien es...



Y, ahora, una gran canción para un muy mal video... pero, bueno, la canción lo vale, así que intentemos de hacer el esfuerzo... aparte marcó época y lo recuerdo con cariño, digamos (cuenta Xnem: va por tus años de heavy!)...



Y, porque hay que calzarse el bombín sin amarguras y con risas, mientras, va esta canción del gran Sabina... para enfriar el vino y volverlo tinto de verano y, con esto, un llamado a romper el mobiliario y no olvidar que, como dice Charly García, primero,

Chipi chipi...



Eso, ROMPAN: no hay otro grito en esta cita beoda...

Estampas de estampillas


Han sido días de semblanza y de semblante... días en que he recordado el patio de la escuela y las virtudes teologales. Días que que con potente pluma me han traído una rama, o dos, para ir mascando en los caminos. Los del recuerdo. Para los otros están los viejos cascos y las herraduras de mimbre y estaño.

Hoy, respiro y me elevo. Y miro y contemplo y sé: esto es un no-conocimiento que me lleva a algunas-sí-certezas.

Un viejo griego, de los de túnica, decía que la melancolía era haber perdido la razón en una época pasada y anhelar recobrarla... Empero, nadie puede entrometerse en ese pasado, meditaba Marcus Aurelius, ni en el presente, por su constante volatilidad: lo único que puede ser arrebatado es el futuro.
Entonces, encarando al viento, vuelvo a esa alegría sana e insustancial y anti-económica (que es la que no te da de comer). Y saber que en cualquier andén se puede taconear y silbar bajito mientras las máquinas echan a andar.



(Disculpa Xnem, ya sé que me dices luego que a veces repito canciones pero... digamos que es "paladear")