sábado, septiembre 22, 2007

Porque no se puede olvidar...

Hace unos días en el post sobre Allende ponía la parte final de la Cantata Santa María de Iquique, cuya historia vale la pena conocer.
Hoy que el dictador Fujimori ha sido extraditado, y creyendo en la posibilidad de la justicia de los tribunales peruanos, no está de más escucharla con atención y atenta vigilancia, siempre engranando la historia, el recuerdo y desechando el olvido cómplice.


8 comentarios:

Sol R. dijo...

Así como sorprende la soberana falta de memoria de muchos compatriotas que provocan vergüenza ajena, debemos hacer todo lo posible para recordar siempre todo el daño que el extraditado le causó al país. A prenderle, pues, unas velitas a la buena Mnemósine, y que se recuerde lo necesario para hacer justicia.

Margot dijo...

Pues cantemos la cantata... nunca está de más.

Un beso

cronopio44 dijo...

y yo que no me creo que Fujimori vaya a responder por nada de lo que hizo... Lo veo más bien de Alán García re-resucitado... ¿Por qué seré tan desconfiado? Salud y paciencia...

amelche dijo...

Esperemos que así sea.

Margot dijo...

Estoy con Cronopio... ays, y ya me gustaría que no.

Que ya he leído más del Falcón y que me pillo el libro... proclamo!! jajajaja

Nila Vigil dijo...

querido Reaño,
muy precisa la cantata:
“Ustedes que ya escucharon la historia que se contó, no sigan allí sentados pensando que ya acabó,
no basta solo recuerdo, el llanto no bastará"

Esperemos que llegue la justicia

un abrazo

xnem dijo...

uf! por ahí anda el disco de vinilo, junto a los de Victor Jara, Labordeta, Lluis llach, Manuel Gerena, Raimon, Ovidi Montllor... y tantos otros que hace mucho no escucho, pero que aproximadamente cada diez años hay que desempolvar. Parece que TODO ha cambiado pero NO.

mahaya dijo...

¿Y yo que me fio muy poco de estas cosas?. Mejor dicho no fio nada. Ni me fio ni confio.