lunes, diciembre 17, 2007

Canción para Marga


Para Marga Sánchez, infinitamente.

El post anterior llevaba la tristeza encima, como impermeable contra la vida y algún derrotero. Si bien uno puede guarecerse de la lluvia de los tiempos, corre el riesgo de quedar en fusión con el paraguas.

Hay una hermosa canción de Brassens a propósito de este objeto. Pero hoy recito, de memoria, como buen antiguo alumno católico que buscaba otras partes de la Biblia:

3 Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora:

2 Tiempo de nacer y tiempo de morir;

tiempo de plantar y tiempo de arrancar lo plantado;

3 tiempo de matar y tiempo de sanar;

tiempo de destruir y tiempo de construir;

4 tiempo de llorar y tiempo de reír;

tiempo de estar de duelo y tiempo de bailar;

5 tiempo de esparcir piedras y tiempo de juntar piedras;

tiempo de abrazar y tiempo de dejar de abrazar;

6 tiempo de buscar y tiempo de perder;

tiempo de guardar y tiempo de arrojar;

7 tiempo de romper y tiempo de coser;

tiempo de callar y tiempo de hablar;

8 tiempo de amar y tiempo de aborrecer;

tiempo de guerra y tiempo de paz.




Y es así, mi querida Marga, que es para ti esta canción... con un buen tinto del que tú sabes...
Y la vida completa en el puño, tanto así como para contener todos los instantes y...
todos
además


Chanson pour l'auvergnat (G. Brassens)

Elle est à toi cette chanson (Es para ti esta canción)
Toi l'Auvergnat qui sans façon (tú el auverñés (de la región de Auvergne) que sin razón)
M'as donné quatre bouts de bois (me diste cuatro trozos de leña)
Quand dans ma vie il faisait froid (cuando en mi vida reinaba el frío)
Toi qui m'as donné du feu quand (tú que me diste fuego cuando)
Les croquantes et les croquants (las campesinas y los campesinos)
Tous les gens bien intentionnés (todas las personas bienintencionadas)
M'avaient fermé la porte au nez (me habían tirado la puerta en la cara)
Ce n'était rien qu'un feu de bois (no era más que un fuego de leña)
Mais il m'avait chauffé le corps (pero me había calentado el cuerpo)
Et dans mon âme il brûle encore (y en mi alma quema aún)
A la manièr' d'un feu de joie (al modo de un fuego de alegría)

Toi l'Auvergnat quand tu mourras (Tú, auverñés, cuando mueras)
Quand le croqu'mort t'emportera (cuando el sepulturero te lleve)
Qu'il te conduise à travers ciel (que te conduzca a través del cielo)
Au père éternel (al padre eterno)

Elle est à toi cette chanson (Es para ti esta canción)
Toi l'hôtesse qui sans façon (tú la posadera que sin razón)
M'as donné quatre bouts de pain (me dio cuatro trozos de pan)
Quand dans ma vie il faisait faim (cuando en mi vida moraba el hambre)
Toi qui m'ouvris ta huche quand (tú que me abriste tu despensa cuando)
Les croquantes et les croquants (las campesinas y campesinos)
Tous les gens bien intentionnés (todas las personas bienintencionadas)
S'amusaient à me voir jeûner (se divertían en verme ayunar)
Ce n'était rien qu'un peu de pain (no era más que un poco de pan)
Mais il m'avait chauffé le corps (pero me calentó el cuerpo)
Et dans mon âme il brûle encore (y en mi alma quema aún)
A la manièr' d'un grand festin (al modo de un gran festín)

Toi l'hôtesse quand tu mourras (Tú, la posadera, cuando mueras)
Quand le croqu'mort t'emportera (cuando el sepulturero te lleve)
Qu'il te conduise à travers ciel (que te conduzca a través del cielo)
Au père éternel (al padre eterno)

Elle est à toi cette chanson (Es para ti esta canción)
Toi l'étranger qui sans façon (tú el extranjero que sin razón)
D'un air malheureux m'as souri (con un aire desdichado me sonreíste)
Lorsque les gendarmes m'ont pris (cuando los gendarmes me apresaron)
Toi qui n'as pas applaudi quand (tú que no aplaudiste cuando)
Les croquantes et les croquants (los campesinos y las campesinas)
Tous les gens bien intentionnés (todas las personas bienintencionadas)
Riaient de me voir emmener (reían al verme llevar)
Ce n'était rien qu'un peu de miel (no era más que un poco de miel)
Mais il m'avait chauffé le corps (pero me había calentado el cuerpo)
Et dans mon âme il brûle encore (y en mi alma quema aún)
A la manièr' d'un grand soleil (al modo de un gran sol)

Toi l'étranger quand tu mourras (Tú el extranjero, cuando mueras)
Quand le croqu'mort t'emportera (cuando el sepulturero te lleve)
Qu'il te conduise à travers ciel (que te conduzca a través del cielo)
Au père éternel (al padre eterno)

6 comentarios:

Margot dijo...

Eres de lo que no hay!! jajajaja, el mejor bixo de la bixería toda, proclamo!!

Tiempos, tiempos... tiempos que vienen y que van, que dan la vuelta o se caen al danzar pero hay otros que caben en un puño y tienen todas las trazas de perdurar. Seguimos apretando el puño?

Es por eso que este beso es para ti...

(Y por cierto, eres consciente de que las ateas irredentas y blasfemas nunca irán al cielo, verdad? cachis!! jeje)

cronopio44 dijo...

Con todos los tiempos y todos los puños igualmente apretados... Un abrazo (para los dos, Marga también tiene su parte...). I força, que decimos por aquí...

xnem dijo...

1 abrzo a ambos dos.

Nila Vigil dijo...

Ognuno sta solo
sul cuor della terra
trafitto da un raggio di sole:
ed è subito sera


Cada uno está
solo sobre el corazón de la tierra
traspasado por un rayo de sol:
y de pronto anochece.

[Salvatore Quasimodo]

amelche dijo...

¿Qué dices, Marga? ¿Para qué quieres ir al cielo? Si ya sabes que las chicas buenas van al cielo y las malas van a todas partes. ;-)

Ernesto: Me alegro de que estés mejor gracias al calor de la leña "auverñesa" (si es que se dice así). Arrímate al fuego, que hace frío.

Umma1 dijo...

Afortunadamente siempre aparece algien con 4 leños para nuestro invierno.

Un abrazo