domingo, septiembre 30, 2007

Días de lo Real

Finalmente, luego de un año y tres meses en Lima, vuelvo a partir. Y justo escucho una de las canciones que me acompañaban en ese primer viaje, ahora tan parecido y tan distinto.
Una canción que dedicaba al mejor de mis amigos, a mi hermano. A quien siempre está, y a quien he de encontrar en el revés de un puente sobre el Sena... como siempre hubo de haber sido.



Days (David Bowie)

Hold me tight
Keep me cool
Going mad
Don't know what to do
Do I need a friend?
Well, I need one now

All the days of my life
All the days of my life
All the days I owe you

All I've done
I've done for me
All you gave
You gave for free
I gave nothing in return
And there's little left of me

All the days of my life
All the days of my life
All the days I owe you

In red-eyed pain I'm knocking on your door again
My crazy brain in tangles
Pleading for your gentle voice
Those storms keep pounding through my head and heart
I pray you'll soothe my sorry soul

All the days of my life
All the days of my life
All the days I owe you
All the days of my life
All the days of my life
All the days I owe you

All the days of my life
All the days of my life
All the days I owe you.

sábado, septiembre 22, 2007

Porque no se puede olvidar...

Hace unos días en el post sobre Allende ponía la parte final de la Cantata Santa María de Iquique, cuya historia vale la pena conocer.
Hoy que el dictador Fujimori ha sido extraditado, y creyendo en la posibilidad de la justicia de los tribunales peruanos, no está de más escucharla con atención y atenta vigilancia, siempre engranando la historia, el recuerdo y desechando el olvido cómplice.


viernes, septiembre 21, 2007

La injusticia no es anónima: tiene nombre y dirección (Brecht)


Hace pocos minutos la Corte Suprema de Chile ha confirmado la extradición del ex-dictador peruano, Alberto Fujimori, sobre todo, por delitos contra los Derechos Humanos.

Yo, por mi parte, los dejo con algunos fragmentos de "El amor, la ira (Escritos políticos sobre poesía)" del español Enrique Falcón.

9) “La injusticia no es anónima:

tiene nombre y dirección” (Brecht)

Un buen poema político no “mueve el mundo”.

Ayuda a recobrar aliento.

Un buen poema político no “hace caer a la injusticia”.

Le da nombre y dirección.

(...)

26)

Las tensiones que desata toda poesía política son de índole estrictamente espiritual, sobre la base de las condiciones materiales de la vida.

i. Si es posible la esperanza en un mundo repleto de víctimas.

ii. Si tienen un futuro nuestros muertos (y si es factible llamarlos nuestros muertos).

iii. Si cabe entre nosotros, moradores de una vida cómplice con el sistema que los produce, la posibilidad de una vida plena y resistente que podamos, finalmente, celebrar.

Por todo ello, bien se puede decir que es la nuestra una poesía de combate.

domingo, septiembre 16, 2007

Dans le Port d'Amsterdam...



Se inicia una semana con cierta carga de recuerdos, musicales muchos de ellos. Como la soberbia versión de Amsterdam de Brel en Les Adieux à l'Olympia, el último recital que diese en 1966 antes de retirarse de los escenarios (esta versión se encuentra subtitulada al español)...

Nada más por la tarde de hoy, salvo el juramente de un pronto retorno a Amsterdam...

A ese puerto que ya no existe más y que, por ello, vuelvo, como siempre.

lunes, septiembre 10, 2007

El 11 de Septiembre que no debemos olvidar: 1973


La historia no se detiene ni con la represión ni con el crimen. Esta es una etapa que será superada. Este es un momento duro y difícil: es posible que nos aplasten. Pero el mañana será del pueblo, será de los trabajadores. La humanidad avanza para la conquista de una vida mejor.
(Salvador Allende)

Compañero Presidente: este es el primer año -luego de aquel desgraciado 11 de septiembre de 1973- que el generalillo felón ya no se encuentra más: la Justicia Poética logró (el mismo día de los Derechos Humanos) lo que no lograse la justicia (así, en minúscula) de los hombres.

El que masacró el devenir del socialismo en libertad (llagado ya por obra de Nixon), quien desterró los ideales, quien extirpó a Chile el alma y la identidad, quien vejó el pretexto de los sueños, quien desapareció gargantas y ojos que alumbran con su infinito vacío las cadenas que mil veces han de ser rotas, aquel que robó a los tórpidos neoliberales que bajo la capa y las charretas deshacían a su antojo... aquel que creó el supuesto gran Chile, modelo económico para los parientes pobres pero con una de las distribuciones de riqueza más injustas que pueda existir... aquél remedo simiesco se pudre en la carroña que asalta la más de las veces los libros de historia.

Usted, Compañero Allende hace posible que el sueño de una Unidad Popular aún ruede por las plazas, entre las bancas y las hojas de brisa que se alzan sobre las alamedas.
Venceremos.

Victoria en las elecciones del 4 de noviembre de 1970:

Para los que están en la pampa o en la estepa, para los que me escuchan en el litoral, para los que laboran en la precordillera, para la simple dueña de casa, para el catedrático universitario, para el joven estudiante, el pequeño comerciante o industrial, para el hombre y la mujer de Chile, para el joven de la tierra nuestra, para todos ellos, el compromiso que yo contraigo ante mi conciencia y ante el pueblo -actor fundamental de esta victoria- es ser auténticamente leal en la gran tarea común y colectiva. Lo he dicho: mi único anhelo es ser para ustedes el compañero presidente.


Discurso ante la ONU:




Último discurso durante el bombardeo sobre La Moneda:


Colofón ¡Venceremos!: Final de la Cantata Santa María de Iquique...

viernes, septiembre 07, 2007

A Hundred Highways: Cash on the road


Luego de la tetralogía de los American Recordings, donde Johnny Cash realizó variados covers (Beatles, Depeche Mode, Nine Inch Nails, folk, country, rock, composiciones suyas, etc.) salió a la venta, el 4 de julio (qué propicio) del 2006 el que fuera el quinto y póstumo título de esta saga. Recién lo estoy escuchado y he quedado impactado por la voz en tono confidencial, de un "último saludo en el escenario", el rasgueo vocal en busca de June Carter -su segunda esposa- y el reencuentro en la muerte cuatro meses después. Corría el 2003.

Las pistas vocales de este quinto disco se encontraban ya grabadas hacia aquél año pero los arreglos no fueron realizados sino hasta el 2005.
Los dejo con dos preciosos temas: Further on up the road de Bruce Springsteen y Like the 309, última canción que compusiese Cash.

A disfrutar con un buen bourbon...



Where the road is dark and the seed is sowed
Where the gun is cocked and the bullet's cold
Where the miles are marked in the blood and gold
I'll meet you further on up the road

Got on my dead man's suit and my smilin' skull ring
My lucky graveyard boots and song to sing
I got a song to sing, keep me out of the cold
And I'll meet you further on up the road.

Further on up the road
Further on up the road
Where the way dark and the night is cold
One sunny mornin' we'll rise I know
And I'll meet you further on up the road.

Now I been out in the desert, just doin' my time
Searchin' through the dust, lookin' for a sign
If there's a light up ahead well brother I don't know
But I got this fever burnin' in my soul
So let's take the good times as they go
And I'll meet you further on up the road

Further on up the road
Further on up the road
Further on up the road
Further on up the road

One sunny mornin' we'll rise I know
And I'll meet you further on up the road
One sunny mornin' we'll rise I know
And I'll meet you further on up the road.



It should be a while before I see doctor Death
So, it would sure would be nice if I could get my breath
Well, I'm not the cryin', nor the whinin' kind
'til I hear the whistle of the 309, of the 309, of the 309
Put me in my box on the 309

Take me to the depot, put me to bed
Blow an electric fan on my gnarly ol' head
Everybody take a look, see, I'm doin' fine
Then load my box on the 309
On the 309, on the 309
Put me in my box on the 309

Hey, sweet baby, kiss me hard
Draw my bath water, sweep my yard
Give a drink of my wine to my jersey cow
I wouldn't give a hoot-and-nail for my journey now
On the 309, on the 309

I hear the sound of a railroad train
The whistle blows and I'm gone again
Hitman, take me higher than a Georgia pine
Stand back children, it's the 309
It's the 309, it's the 309
Put me in my box on the 309

A chicken in the pot and turkey in the corn
Ain't felt this good since Jubilee morn'
Talk about luck, well, I got mine
Asthma comin' down like the 309
*haaaaaaaa.....*

Write me a letter, sing me a song
Tell me all about it, what I did wrong
Meanwhile, I will be doin' fine
Then load my box on the 309
On the 309, on the 309
Gonna get outta here on the 309

martes, septiembre 04, 2007

La compassion n'engage à rien, d'où sa fréquence. Nul n'est jamais mort ici-bas de la souffrance d'autrui


(Traduzco)

La compasión no compromete a nada, de allí su frecuencia. Nadie ha muerto en esta tierra por el sufrimiento del otro.
Cioran

Gelsky me pide, al fin de los comentarios del post anterior, de escribir algo sobre Émil Cioran... ¿Qué podría decir yo sobre el autor -feroz- de Sur les cimes du désespoir?

Muy poco, me pides, amable lector, un artículo, y sin saber si podría dar para tanto. Salvo, acaso, en cuanto a la fragancia y la delicia de hablar de Cioran a un extraño.

En Cioran, ese donde existe para siempre el retorno a un estado oceánico, no-materno: anterior. La Nada, la Nada que acontece antes del inconveniente de haber nacido, según sus palabras. Una necesidad de un nirvana que sirva de consuelo para que al maldecir al Yo sepamos algo de la trascendencia: así, en sus Silogismos de la amargura:

La soledad es insoportable, a solas conmigo mismo, a solas con mis pensamientos.
No sé como distraerlos, como atontarlos para que no me atormenten. Surge entonces la rabia ante la impotencia, y la agresividad es un pequeño paso que doy en ese estado.
Sentirse solo y estar solo no es lo mismo, pero en mi caso, sí, me siento solo aún cuando no estoy solo, pero lo siento mucho más cuando esa soledad es también física.
¿Soy demasiado consciente de la realidad, y los demás viven en un sueño de idiotas del que no quieren despertar (cosa que no les reprocho), o soy yo el estúpido que cree ver demasiado, sin ver nada?.
Sea cual sea la respuesta, puedo decir que nunca he pedido estar aquí y aún estando aquí, sólo pienso en cómo salir, sin hacer ruido, sin que se note mi ausencia, como si nunca hubiera estado. Y de esa manera, sentir la ilusión de no haber existido nunca.

Muchas veces pasé por el que fuese su apartamento en Odéon. Muchas veces. Vi su lápida otras tantas. Y supe de toda esa desesperanza y de destrucción del sentido cotidiano en sus sentencias. Lo supe. Lo sentí. Y sé -hoy- que no es compasión lo que inmovilizará o nos moverá a levantarnos de la cima de la desesperanza, sino, desde aquélla y rasante, otra fe, que proclamó Camus con Sísifo: la de la rebeldía para cambiarlo todo... o soñar y saberse y perderse cuando soñamos transformarlo.

PS: Como Cioran decía y aunque parezca discutible, consideremos su origen rumano y luego su opción por escribir (y hablar) en francés cuando sentenciaba: "no habitamos un país sino que habitamos una legua, simplemente"....