viernes, noviembre 30, 2007

El dinero, el rostro y el espejo

El dinero no da la felicidad, pero procura una sensación tan parecida, que necesita un especialista muy avanzado para verificar la diferencia.
Woody Allen

Una verso de Tom Waits rondando: "el espejo perdona al rostro"... los prmeros años de la universidad donde "teníamos salud, sonrisa, juventud y nada en los bolsillos". De esa "nada", contraviniendo todo principio aristotélico, asomaban a veces unos centavos que entre cuatro o cinco camaradas forjaban una respetable suma para comprar un ron del peor pedigree con el cual parar la noche.

Lo maravilloso de recuerdo: trae esas noches de dudosa gloria y no el sabor a detergente de aquel ron. Marca que ya no se me ocurriría beber y que mi cuerpo tampoco aguantaría: una cosa es salir en pos del mundo con el hígado en estreno y otra que éste coja tus llaves y llegue, ahora, a casa, antes que tú.

El cuerpo se aburguesa, dicen y dicen bien... ¿y el espíritu?: también, pero éste tiene formas más sutiles de disfrazar la situación y hacerte creer que aún eres el heroico muchachote quijotesco... (pregunta aparte, ¿por qué se cree que los jóvenes deben ser como el Quijote? ¿Acaso el manchego no mandó todo al garete a los 50 años?)...
Y sí, el espíritu te engaña y te susurra que nadie puede elaborar ideales con el estómago vacío y menos comandar revoluciones y...

Y los dejo con una fábula cantada por Brel. El primer video viene con subtítulos en español (aunque no es mi versión favorita); el segundo los tiene en neerlandés pero es una versión mejor y ya sabrán de que trata...

Sí, el espejo perdona al rostro.

Bienvenidos





PS: Gracias a Ocram por pasarme la foto...

viernes, noviembre 23, 2007

De las canciones malamente hermosas...

La historia contada por René Fallet, de un joven Brassens que en el año 1941 o 1942 compra en el mercado de pulgas de Vanves, en París, una plaqueta de poemas publicados en 1913, siempre me ha causado un grata emoción.

Una pequeña edición de un poeta desconocido, Antoine Pol, de la cual 30 años más tarde, Brassens escoge un poema de resonancias baudelerianas (aunque no tenga nada que ver ni con estilo ni la temática del dandy parisino): Les passantes (Las transeúntes).
Esta vez, Brassens, poeta de primera línea él mismo, no escoge versos de Villon, Hugo, Lamartine, Verlaine o Fort, como otras veces, sino los de este desconocido capitán de artillería durante la Prilera Guerra Mundial y que a la postre fuese presidente del sindicato de importadores de carbón de Francia.
Antoine Pol se vuelve conocido gracias al registro de Brassens. La cita, entre el octogenario poeta y el cantante se dará en 1972, año de la grabación del tema.

Y es una canción tan... macabramente cierta. ¿A quién no le ha ocurrido?

Y en estos días grises de lluvia sobre la piedra y la luz eléctrica encendida al mediodía, abato algunos cigarros y derrapo en sus notas.







Les passantes (Las transeúntes)

Je veux dédier ce poème (Quiero dedicar este poema)
A toutes les femmes qu'on aime (a todas las mujeres que uno ama)
Pendant quelques instants secrets (durante algunos instantes secretos)
A celles qu'on connait à peine (a aquellas que uno apenas conoce)
Qu'un destin différent entraîne (que un destino diferente acoge)
Et qu'on ne retrouve jamais (y que uno no reencuentra jamás)

A celle qu'on voit apparaître (A aquella que uno ve aparecer)
Une seconde à sa fenêtre (un segundo en su ventana)
Et qui, preste, s'évanouit (y que rápidamente se desvanece)
Mais dont la svelte silhouette (pero cuya esbelta silueta)
Est si gracieuse et fluette (es tan graciosa y fina)
Qu'on en demeure épanoui (que uno permanece dichoso)

A la compagne de voyage (A la compañera de viaje)
Dont les yeux, charmant paysage (Cuyos ojos, encantador paisaje)
Font paraître court le chemin (hacen parecer corto el camino)
Qu'on est seul, peut-être, à comprendre (y que quizá uno sea el único en comprender)
Et qu'on laisse pourtant descendre (y que uno sin embargo uno deja descender)
Sans avoir effleuré sa main (sin haber rozado su mano)

A la fine et souple valseuse (A la fina y dócil danzante)
Qui vous sembla triste et nerveuse (que te parece triste y nerviosa)
Par une nuit de carnaval (una nocne de carnaval)
Qui voulu rester inconnue (que ha querido permanecer desconocida)
Et qui n'est jamais revenue (y que nunca ha vuelto)
Tournoyer dans un autre bal (a dar vueltas en otro baile)

A celles qui sont déjà prises (A aquellas que ya está tomadas)
Et qui, vivant des heures grises (y que viven horas grises)
Près d'un être trop différent (cerca de un ser muy diferente)
Vous ont, inutile folie, (te han, inútil locura,)
Laissé voir la mélancolie (dejado ver la melancolía)
d'un avenir désespérant (de un futuro desesperante)

Chères images aperçues (Queridas imágenes percibidas)
Espérances d'un jour déçues (esperanzas de decpecionadas de un día)
Vous serez dans l'oubli demain (estarán en el olvido mañana)
Pour peu que le bonheur survienne (por poco que la felcidad sobrevenga)
Il est rare qu'on se souvienne (es raro que se recuerden)
Des épisodes du chemin (los episodios del camino)
Mais si l'on a manqué sa vie (pero si te han faltado en la vida)
On songe avec un peu d'envie (uno fantasea con un poco de envidia)
A tous ces bonheurs entrevus (con todas estas dichas entrevistas)
Aux baisers qu'on n'osa pas prendre (en los besos que no se osó tomar)
Aux cœurs qui doivent vous attendre (en los corazones que deben esperarte)
Aux yeux qu'on n'a jamais revus (en los ojos que jamás hemos vuelto a ver)

Alors, aux soirs de lassitude (Entonces, en las tardes de lasitud)
Tout en peuplant sa solitude (que pueblan la soledad)
Des fantômes du souvenir (de los fantasmas del recuerdo)
On pleure les lêvres absentes (uno llora los labios ausentes)
De toutes ces belles passantes (de todas aquellas bellas transeúntes)
Que l'on n'a pas su retenir (que uno no supo retener)



miércoles, noviembre 21, 2007

El Reaño ha güelto

He güelto... luego de incontables peripecias con Monsieur Le Wi-Fi, regreso al mundo de los blogs... Llego cargado de Ferré y Brassens, de la última película del Buen Woody, traducida aquí como "El sueño de Casandra", un documental sobre Klaus Barbie ("Mi mejor enemigo"), días de interminables huelgas y protestas contra Sarkozy: huelgas de funcionarios, de carteros, de enfermeros, de transportistas, de estudiantes... días de marchas de la CGT, nacida aquí en Limoges, como muestra la foto (es en el lugar donde estuvo el sitio fundacional de la Confederación General del Trabajo en Francia), la placa sentencia: "Sólo tenemos una exigencia: la indepedencia; sólo una voluntad: la libertad".



Y muchas, quizá demasiadas imágenes dando vuelta en la "mitra" como para un primer post... hago una pausa, respiro, aprovecho para visitar a los amigos.

He güelto.




lunes, noviembre 12, 2007

De cumpleaños

Bueno... un año más, y como dice Marga, aún ando deswifizado... espero que esto cambie la semana que viene pra poder estar en contacto con todos ustedes y visitarlos...
Mientras, feliz cumpleaños a mí y hasta la semana que viene mis amigos!