domingo, junio 15, 2008

Post que dura un día...

A Joaquín Fuentes y a Marco Sifuentes, compañeros de aquellas épocas, de las que no existen, de las de ahora...

Porque a veces hay que poner un monociclo en el ombligo y mirar atrás. Y antes de volver a pedalear fuertemente, para salirse del eje, recordar a aquel soldado de la canción de Dylan, el que "ganó la guerra perdiendo todas las batallas".
Por la rotonda de Letras, por las bibliotecas y los bares (con dinero o DNI a empeñar) y los libros y cómics de segunda mano (sin lágrima ni DNI válidos a pignorar).
Porque, a pesar de todo, todo siga siendo dadá... y...
...( y aquí, ante la amenaza dominical-sentimentalista, Clint Eastwood {versión William Munny} entra a la cantina, se los baja a todos y el monociclo parte, raudo, nuevamente...)

6 comentarios:

ocraM dijo...

carajo, reaño, otro de estos posts y te saco la entreputa apenas te vea.

(y que tengamos 30 (kilos más) no significa que no sigamos siendo los mejores)

xnem dijo...

Mi monociclo cruza veloz la luna llena.

cronopio44 dijo...

... Y esas mismas calles llenas de desertores, y de estatuas, y de esquelas de lo que ya no es, ni será, ni siquiera con los bolsillos repletos de... ¿de qué narices llevamos los bolsillos repletos, tú lo sabes? Un abrazo.

Nila dijo...

querido Ernesto,
los domingos son días terriblememte nostálgicos no solo para los mejores

Red Baron dijo...

tip #1: la nostálgia dominical es inversamente proporcional a la cantidad de trago que quedo en la botella en la noche del sábado, y proporcional a la resaca.

tip #2: si hay mujer involucrada, los valores se multiplican por 7.

amelche dijo...

Bueno, dentro de 15 años te acordarás de estos momentos de ahora. Hazle caso a Ocram. :-)