martes, septiembre 23, 2008

Un congresista honesto, al menos

En medio de las paradojas, explicaciones fatuas y burla a los ciudadanos, Javier Valle Riestra ha enviado esta carta, la cual celebro pues aún existe algún congresista digno de la tradición de las Luces.

miércoles, septiembre 17, 2008

Congresista adoptado: Javier Valle Riestra




Siguiendo la campaña Adopta un Congresista lanzada por el Blog del Paki he decidio adoptar al Congresista Javier Valle Riestra y, a partir de este mes, pedir su rendición de cuentas por gastos operativos de acuerdo con la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública Nro. 27806.

Lo adopto por ser una persona brillante, proba y uno de los últimos congresistas lúcidos, inteligentes y cultos que el Congreso Peruano posee, pese a ciertas diferencias ideológicas y actos que no puedo avalar, como el haber sido Premier durante el fujimorato... por ejemplo.

miércoles, septiembre 10, 2008

Homenaje a Salvador Allende: hace 35 años...

A Susana Villarán

Hombre de la paz

Para matar al hombre de la paz
para golpear su frente limpia de pesadillas
tuvieron que convertirse en pesadilla
para vencer al hombre de la paz
tuvieron que congregar todos los odios
y ademas los aviones y los tanques
para batir al hombre de la paz
tuvieron que bombardearlo hacerlo llama
porque el hombre de la paz era una fortaleza

para matar al hombre de la paz
tuvieron que desatar la guerra turbia
para vencer al hombre de la paz
y acallar su voz modesta y taladrante
tuvieron que empujar el terror hasta el abismo
y matar más para seguir matando
para batir al hombre de la paz
tuvieron que asesinarlo muchas veces
porque el hombre de la paz era una fortaleza

para matar al hombre de la paz
tuvieron que imaginar que era una tropa
una armada una hueste una brigada
tuvieron que creer que era otro ejército
pero el hombre de la paz era tan sólo un pueblo
y tenía en sus manos un fusil y un mandato
y eran necesarios más tanques más rencores
más bombas más aviones más oprobios
porque el hombre del paz era una fortaleza

para matar al hombre de la paz
para golpear su frente limpia de pesadillas
tuvieron que convertirse en pesadilla
para vencer al hombre de la paz
tuvieron que afiliarse para siempre a la muerte
matar y matar más para seguir matando
y condenarse a la blindada soledad
para matar al hombre que era un pueblo
tuvieron que quedarse sin el pueblo.
(Mario Benedetti)


A 35 años del momentáneo corte de un sueño sabemos cómo se callan éstos, las ideas, las utopías: con el hierro. Los sueños no dejan de permanecer mientras existan quienes den contenido al ideal. Las palabras se vuelven ajenas cuando ya no hay una mente y un espíritu para nombrarlas, para darles significado. Una palabra, un sueño, un ideal no valen por sí solos sino por el hombre que las enuncia. Un sonido y un ser: entonces las palabras son la vida y los actos no saben del vacío ni son vanos.
El hierro deja un ruido sordo al caer. El ideal y sus palabras se retienen en aquel que pueda decir "yo", basta con pronunciar que "mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor".